Cuesta creerlo, pero cuando el Oscar llama a tu puerta para homenajearte por toda tu carrera echate a temblar, porque la muerte debe estar al acecho. Esto es lo que le ha pasado a Robert Altman, a sus 81 años y después de soportar más de un año de cáncer y un transplante, su cuerpo dijo basta.Pocas palabras puedo decir sobre este creador ya que su cine nunca llegó a convencerme. Obtuvo siete nominaciones a los Oscar, varios premios en festivales internacionales y un Oscar honorífico a toda su carrera este mismo año.

Destacar de su filmografía M.A.S.H. que obtuvo la Palma de Oro en Cannes en 1970, y que terminó transformandose en una serie de televisión de gran éxito. 
Vidas Cruzadas, que puede ser la que más eco deje en el tiempo de toda su filmografía, estrenada en 1993. En 1994 volvió con otro título que también quedará para el recuerdo, Prèt-à-Porter, sobre el mundo de la moda.
Gosford Park, por la que estuvo nominado en los Oscar del 2001, y por último destacar A prairie home companion, su última película, que tuvo gran acogida en el Festival de Berlín y que puede estar entre las favoritas de los Oscar de este año.
 
Poco más puedo decir sobre Robert Altman, puede que me deje algún gran título de su filmografía, para cuál ahí estaréis vosotros para recordarlo, y añadir que pocos cómo él han sabido retratar la sociedad de ayer y hoy a través de las palabras.

Descansa en paz.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.