Francis Lawrence, conocido director de videoclips musicales y director de películas como “Constantine” o “soy Leyenda”, ha dirigido la adaptación al cine de “Agua para elefantes”, el fenómeno superventas de la escritora Sara Gruen.
Robert Pattison, Reese Witherspoon y Christoph Waltz son los protagonistas de este film ambientado en la época de la gran depresión y desde el punto de vista del mundo circense.
La historia: Un estudiante de veterinaria sin recursos económicos, Jacob (Robert Pattinson), conoce y se enamora de Marlena (Reese Witherspoon), la estrella de un circo de otra época. Ambos descubren la belleza que existe bajo la carpa del circo, y empiezan a conectar a través del sentimiento que les suscita un elefante muy especial.

Tanto el arranque como el desenlace del film me parecen sensacionales. Empieza como la aventura del Titanic de James Cameron. En algún momento previo a que el anciano comenzará a relatar su historia pensé que escucharía aquello de “¿está listo para volver al Titanic?”. Tienes la sensación de estar apunto de ser protagonista de una aventura formidable. Los siguientes pasos que vamos dando en la trama también son muy agradecidos. Me quedo con un plano del tren en mitad de la noche, que me recordó al “Dumbo” que nos contó Disney hace muchos años.

Chris Waltz, sensacional. Cualquiera diría que este hombre ha nacido para ser villano.
La única pega que podemos ponerle a esta historia es algunos de sus pasajes que pueden ser excesivamente repetitivos. A estos sumamos alguna carencia dramática, mayor desarrollo de algún personaje secundario y las propias motivaciones de personajes como el de Pattison (le queda mucho por aprender) y Whiterspoon. Es cierto que el film no juega a ser muy pretencioso pero al final me queda una sensación un tanto descafeinado como con “El curioso caso de Benjamin Button” de David Fincher.

Destacado: La melódica banda sonora de James Newton Howard.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.