Fascinante film protagonizado por la siempre guapa y simpática Cameron Díaz y el noviete de Demmi Moore, Ashton Kutcher.

Fox presenta un producto netamente comercial hecho para el puro entretenimiento y lo consigue firmemente. La verdad es que últimamente estamos teniendo varios aciertos por parte de los grandes estudios, ya que no se por qué pero siempre que se junta mucha pasta para una gran producción suele terminar siendo un truño muy grande, pero en esta ocasión lo han hecho bien.

El ritmo de la película fluye perfectamente, está bien equilibrada en cuanto al guión, dosificando la acción, la comedia y el romance en su justa medida y, lo que es mejor todavía,se vislumbra cierto toque especial en la dirección en algún momento del montaje.

La historia es simple: dos personas de mundos distintos, que ven la vida de forma opuesta y terminan enamorándose. Como dice uno de los protagonistas se podría resumir en “Prefiero no hacer nada y ser feliz que hacer algo que no me guste y ser infeliz”, y que razón, ¿verdad? lo que pasa es que muchas veces nos vemos en la tesitura de no poder elegir.

En fin, dos jóvenes que se conocen en Las Vegas y en una noche de locura y desenfreno se casan. Un premio en el casino les impide divorciarse y el odio post-noche de locura que nace entre ellos termina convirtiéndose en amor.

Ya les digo que es totalmente previsible y sencilla. Pero el entretenimiento está asegurado y su misión será cumplida.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.