Hoy se estrena “Alguien a quien amar”, película dirigida por Pernille Fischer Christensen. Thomas Jacob interpretado por al actor Mikael Persbrandt, es un cantante y compositor de mucho éxito que reside en la ciudad de los Ángeles. Su productora Molly Moe, interpretada por la actriz Trine Dyrholm, vive en Dinamarca, lugar de origen del protagonista, por lo que vuelve hasta allí para comenzar la grabación de su último disco. Nada más regresar a su tierra, su hija y su nieto reaparecen en su vida. Aquí es donde comienza el drama familiar, en el que el mayor perjudicado es el pequeño Noa, interpretado por Sofus Ronnov.

Desde el comienzo podemos ver que el protagonista carece de empatía. Por su infancia y tipo de vida, le ha sido relativamente fácil el hecho de aislarse de todo tipo de relaciones personales. Sus intentos por tener pareja le han llevado a varios divorcios, y la única relación medianamente aceptable, es la que tiene con su manager Kate, interpretada por Eve Best. Es gracias a su nieto que aprende a querer y también a dejarse querer.

Bastante conmovedora, con interpretaciones de sobresaliente. Destacar sobre todo la maestría de la directora a la hora de conducir a los actores, para poder mostrarle al público la lucha interna de emociones que padecen cada uno de los personajes.

Frase destacada: “Eres el peor de los adultos”.

Escena favorita: Abuelo y nieto sentados uno frente al otro en la habitación del internado.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.