Tim Burton vuelve a la carga con una película que pese a recaudar una increíble suma de dinero, siendo ahora mismo la más taquillera del 2010, no deja de ser uno de sus trabajos menores e infumables. Quizá no nunca tuvo que enfrascarse en un producto Disney o aceptar que su cinta 2D se pasara a 3D pero de cualquiera de las formas el resultado final me recuerda más a “El planeta de los Simios” que a sus grandes títulos como “Ed Wood” o “Mars Attacks”.

Es verdad que la historia de “Alicia en el país de las maravillas” nunca fue un cuento muy apreciado por la infancia, tan cercano al surrealismo y con un fuerte carácter perturbador. Pero de todas formas su ambiente tan extraño, onírico y unos personajes tan estrambóticos despertaban cierta curiosidad en la aventura que retrataba.

En este caso, Tim Burton ha querido alejarse de otras versión anteriores, como la que ya Disney hizo en 1951, ofreciendo un tono más oscuro y cierto modo macábro. El resultado es más de lo mismo. Burton no cesa en su empeño de repetirse en si mismo una y otra vez, parece haber perdido la originalidad en sus obras. Nos ofrece unos escenarios muy agradecidos y un estilo visual enigmático pero tanto el ritmo como los personajes son de lo más insulso que haya podido hacerse. Johnny Depp, en el papel del sombrerero loco, no llega a alcanzar el grado de locura y disparate que se presuponía para el personaje. Puede que la clave de todo esto sea que Tim Burton no ha trabajado el guión y se ha limitado a representar el texto de Linda Woolverton y bajo directrices de la casa, la gran Disney.

El resultado final es muy claro, un producto palomitero, que entretiene a los más niños pero que cuyo interés desaparece con las letras de crédito. Es una lástima que directores con un sello tan personal terminen vendiéndose a este precio para recuperar su independencia creativa. Fiascos como el de “Sweeney Todd”, que con la taquilla doméstica no llegó a recaudar los gastos de producción, pasan factura a cualquiera. Esperemos que la próxima sea muy distinta. De momento, el 3D, ya sea real o falseado, surca los cielos de la taquilla. ¿quién será el próximo?

Related Posts

4 Responses

  1. Gema

    Todavia no he oido ni leido una critica buena de esta película, por algo será.

    Reply
  2. Raquel

    Pues yo tenía unas ganas enormes de verla, y ya se me están quitando, pero de todos modos, la veremos a ver que tal está… Saludos desde Denia 😀

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.