La carrera por los Oscar acaba de comenzar.  Chris Hemsworth, el actor que da vida a Thor, fue el encargado de presentar ayer por la mañana las nominaciones desde Los Ángeles, en el Teatro Samuel Goldwyn, de Beverly Hills a las 14:15 hora española.

El reparto de las nominaciones queda de la siguiente forma:

  • “La gran estafa americana” y “Gravity” con 10 nominaciones
  • “12 años de esclavitud” con 9 nominaciones
  • “Nebraska”, “Dallas buyers Club” y “Capitán Phillips” con 6 nominaciones
  • “El lobo de Wall Street” con 5 nominaciones.

Estas son las principales películas que se repartirán los premios. Empecemos por las principales favoritas.

“La gran estafa americana” quizá sea la más favorita. Es una película de más amplio recorrido que su principal competidora y es una película de actores. Ya triunfó en los Globos de Oro y puede que sea el “Argo” de este año. Una de esas películas de nota media pero que su elenco cae tan bien  y acaba siendo tan resultona que todo el mundo la vota y se lleva los premios.

“Gravity” sin duda es la película del año.  No debe quedar nadie que no la haya visto. Ha sido la gran producción (pero con presupuesto reducido 80 millones) que represente a la gran industria este año. Alfonso Cuarón ha puesto sus cartas sobre la mesa con esta película que no sólo es una proeza visual, sino que incorpora innovaciones técnicas que seguramente se tendrán en cuenta en los premios. Es el “Matrix” de este año, pero añadiendo un excelente ejercicio de dirección, combinando lo mejor de la técnica y el arte de Cuarón. Si ganara esta película no sería ninguna sorpresa, porque es uno de los trabajos más cool de los últimos tiempos.
gravity

“12 años de esclavitud” se quedado un poco rezagada, en un segundo nivel tras sus dos grandes competidoras. Sin haber visto todas las películas nominadas puedo afirmar que sus interpretaciones son las que más me han gustado este año, son papeles dramáticos de un valor humano como no se veía hace tiempo. Es el gran título de denuncia social de este año. Lo que esperemos es que no le pase como a “El color púrpura” de Spielberg, que tuvo 14 nominaciones y no ganó ningún Oscar. Desde la música de Hans Zimmer hasta la dirección de Steve McQueen son magistrales y cualquier otro año con una competencia distinta ganarían claramente. Veremos que sucede, pero esta película apunta a extremos, o da la sorpresa y se lo lleva todo o se queda sin nada, y esta última opción parece que será la acertada ya que  pese al gran drama social que refleja no termina por convencer.

12

En el grupo nominadas con 6 Oscars navegan las películas más independientes, el espacio que la Academia siempre deja para esos retratos de la América profunda y eso títulos que recogen historias más personales e intimas.  Por un lado tenemos al señor Payne con “Nebraska” con el arquetípico retrato de las profundidades del alma y las vicisitudes del ser humano. Seguramente sea uno de los títulos que más de vacío se vaya, dando gracias simplemente por estar en las nominaciones. “Dallas buyers Club” cuenta con dos interpretaciones soberbias, ambas han recibido el Globo de Oro. Tanto Jared Leto como Matthew McConaughey huelen a Oscar, sobretodo este último. Un papel que me recuerda mucho al de Tom Hanks en “Filadelfia”, donde dio vida a un enfermo terminal de SIDA. En este caso McConaughey tuvo que perder cerca de 20 kilos de peso, eso unido a que interpreta a personaje homófobo y clasista a lo que añadimos la enfermedad del SIDA nos convierte su interpretación en favorita por la Academia para llevarse el Oscar.  Está será la gran baza de esta película. Por último tenemos al “Capitan Phillips” de  Peter Grengrass, que parece estar más comedido con su ajetreo habitual de cámara y con climax final de manos de Tom Hanks que nos recuerda porque este actor tiene ya dos Oscar.  De las tres películas de la franja media de 6 nominaciones esta será la que tenga menos oportunidades,  pero hasta el 2 de marzo no sabremos si se cumple el pronóstico. oscars

Para finalizar nos encontramos con la última película de Scorsese “El lobo de Wall Street”, interpretada por DiCaprio. Pese a no ser favorita, no podemos descartarla porque Scorsese tiene mucho tirón y aunque Leonardo y su relación con los Oscars es desastrosa, nunca se llevaron bien, la rumorología no para de darle votos al alza.  El haber interpretado un papel más cómico, algo inusual a su habitual carga dramática en los papeles que interpreta parece haberse ganado el aplauso de sus colegas de profesión que podrían por fin, reconocer su talento premiándole con el Oscar.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.