Hans Zimmer es uno de nuestros compositores habituales en esta sección, y al margen de la simpatía que pueda crearnos, tiene trabajamos sobresalientes en este arte del cine lo que le convierte en un habitual de estos foros. Su última aportación ha sido la bso de “Ángeles y demonios” y aunque juega un poco a repetir sus giños habituales, en esta ocasión ha contado con el brillante violinista Joshua Bell (poseedor de un Stradivarius por el que pagó 3,5 millones de euros), del que podréis disfrutar durante gran parte del soundtrack.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.