Javier Bardem ha conseguido llevarse para casa el premio que otorga el Círculo de Críticos de Nueva York como mejor actor secundario por su papel en “No country for old men”, de los hermanos Coen. De este modo, sus posibilidades de llevarse dentro de pocos días el globo de oro aumentan significativamente. Otra cosa será que vaya a recogerlo, ya que los actores se han puesto del lado de los guionistas, que no están dispuestos a ceder en sus reclamos, lo que hace temer por la ceremonia de entrega y lo que es peor, por la propia entrega de los Oscar.

Javier Bardem parece llevar una carrera impecable, a ritmo constante y con registros increíbles. Tiene dos papeles que marcan la diferencia sobre el resto, interpretaciones de las que muy pocos actores son capaces, actores que gozan de una versatilidad que impide que sean catalogados bajo ningún cliché. Estos son el de “Antes que anochezca” donde interpreta al poeta homosexual Reinaldo Arenas y en “Mar adentro” donde dió vida a Ramón Sampredo, tetrapléjico que apenas podía mover la cabeza y luchaba por un final digno. Estas dos interpretaciones nos muestran al mejor Bardem, capaz de cambiar de registro como algunos de corbata y aunque últimamente no es que sea muy simpático con la prensa se merece todos los premios del mundo. Esperemos que con “No country for old men” consiga el ansiado Oscar.

Related Posts

One Response

Leave a Reply

Your email address will not be published.