Dentro de los favoritos para los Oscar de este año teníamos a Johnny Depp por su interpretación en “Black Mass”.

Después de haber visto la película la opinión dista en algunos términos de las expectativas creadas. Por una parte es cierto que la caracterización es espectacular y su interiorización está lograda. La cuestión es que, aunque estamos a la espera de ver algunas de las interpretaciones más esperadas del año, como la de Dicaprio, el papel de Depp resulta bastante apático, plano…que si, que es parte del sentido que se le quiere dar, pero le falta la chispa dramática que requiere llevarse un Oscar.

En cualquier caso la película resulta entretenida. Dentro del género gánster no es de las más malas que hemos visto los últimos años, pero no obstante le queda mucho para tenerla en alta consideración. Pasa de puntillas por muchos temas, así como por el aprobado.

La historia que nos cuenta: Boston, años 70. El agente del FBI John Connolly (Joel Edgerton) convence a Whitey Bulger (Johnny Depp), un mafioso irlandés que acaba de salir de la cárcel, para que colabore con el FBI con el fin de eliminar a un enemigo común: la mafia italiana. Esta nefasta alianza provoca una espiral de violencia que permite a Whitey eludir el control de la ley, consolidar su poder y convertirse en uno de los más implacables y poderosos gangsters de la historia de Boston.

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.