Gracias a un documental sobre vampiros que están poniendo en Canal+ he podido rememorar alguno de los momentos más apasionantes de este género, y aprovechando la ocasión, quiero recordar uno de esos momentos inolvidables del cine que tanto nos gustan. 

La película es Blade, esa historia del vampiro medio humano producto de Marvel que marcó el pistoletazo de salida de las películas de superhéroes de la última década. La escena en concreto es la que da arranque al film, una de las mejores puesta en escena del género en mucho tiempo.  Todo un festival de acción y violencia que demuestra el poderío del protagonista. 

¿Quien no recuerda a ese joven incauto que se mete en una fiesta en la que todos terminan siendo vampiros y él el  festín? Al final acaba a los pies de quien parece ser su verdugo pero que termina siendo su salvador, Blade, que dará todo un recital de matanza vampírica bajo el influjo de la música tecno. No digo más, os dejo que lo veáis.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.