Sorprendente es la incursión de Natalie Portman en esta aventura veraniega que juga a ser una “Princesa Prometida” con bromas, casi todas ellas, relacionadas con temas sexuales propios de adolescentes. Como parodia del género de caballeros no esta mal, aunque me hubiera gustado ver a Jack Black en el papel protagonista. James Franco es otra historia. El chico acierta con el tono guasón e ingenuo de su personaje y hace menos soporifera la aventura.

David Gordon Green es el director de la cinta, que repite la fórmula de un título suyo anterior, “superfumados”, pero cambiando completamente la situación de la comedia.

Desde luego no es un titulo muy recomendable, salvo que tengáis 15 años, aunque viendo la cartelera del mes, ¿qué otras opociones hay?

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.