En un reportaje de la web Casino Top hemos tenido la suerte de ser mencionados por nuestras críticas vertidas sobre “Casino” la película de Martin Scorsese, que según esta web parece haberse convertido en la mejor película de juego de la historia.

Os dejo nuestra crítica completa, pero podéis leer las menciones a Historias de CINE en este link.

Si hablamos de películas relacionadas con el juego y los casinos “Casino” de Scorsese es la obra maestra por excelencia. Reúne la esencia de títulos como “Uno de los nuestros”, del propio Scorsese, donde la  violencia se centra en las mafias de barrio, a un nivel más localista, o títulos como el “Padrino” donde el juego y la mafia se institucionalizan en los Casinos de Las Vegas, como reflejo de la propia sociedad de ese momento.

“Casino” juega en ambos lados, goza de un poderoso guion, de una historia complicada a tres bandas, como si de un drama Shakespereano se tratase, donde los personajes Ace Rothstein, Nicky Santoro y Ginger McKenna, interpretados por DeNiro, Joe Pesci, y Sharon Stone tienen  luchar consigo mismos, entre ellos y por la propia supervivencia de su negocio, que vive el declive del control de la mafia. Todo ello aderezado con la brutalidad y violencia que el cine de Scorsese acostumbra, mostrando ese lado tan obsceno de la realidad, el que muchas veces cuesta ver y miramos a otro lado.

A esto añadimos una increíble puesta en escena, con una brillante iluminación y coreografía musical. Difícilmente puede pasarse por alto ese arranque con Bach de fondo y la voz en off  de Nicky Santoro.

Una película cargada de simbología y reflejo de un mundo decadente, ejemplificado con esos minutos finales en los que termina viéndose caer a los viejos casinos, marcando el fin de un glorioso desajuste y frenesí de vanidades donde los excesos y la violencia vienen a determinar los límites, como siempre ha pasado a lo largo de la historia. En definitiva es una película que engancha desde el primer instante, por la atracción de sus personajes, por la fuerza dramática que acompaña a la acción y porque mantiene el pulso de la tensión creando un ritmo absorbente y delirante que te atrapa de principio a fin.

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.