Category Archives: Momentos Inolvidables

Momentos inolvidables, Leyendas de Pasión

Esta noche tuvimos la suerte de que Televisión Española nos brindará un de los títulos indispensables de la carrera de Brad Pitt y de su director, Edward Zwick.  Traigo este recuerdo al blog porque fue una de esas películas que entré en la sala sin saber de que iba y terminé alucinando y enganchadísimo a este mini género de las crónicas familiares. La escena final de la película recoge muy bien toda la esencia de la película, siendo ya una de las escenas más inolvidables del cine. Muestra esa reconciliación familiar que parece imposible pero que en los momentos más complicados surge con la fuerza de la naturaleza para superar cualquier adversidad. Es un momento muy emotivo, de encuentro, de exaltación y donde la música de James Horner para rozar la celestial. Todos los personajes sublimes, especialmente Anthony Hopkins, en su papel del viejo Coronel jubilado.

De las muchas frases inolvidables que recoge el guión de esta película me quiero quedar con una de Alfred (Aida Quinn), el hermano de Tristan (Brad Pitt) en la que expresa en dos lineas la esencia de aquellas personas que pese a todo el daño que nos puedan hacer tienen tal magnetismo que es imposible no caer a sus pies. La fras dice así:

“He cumplido todas las reglas; las humanas, las divinas y tú no has cumplido ninguna. Y todos te han querido más a ti: Samuel, papá, incluso mi mujer.” 

 

Basic-Instinct

Los mejores momentos para pausar del cine

Revisando la memoria colectiva de las películas de nuestra vida, ¿Cuántas veces no habéis deseado parar esa escena tan sobrecogedora y sorprendente para verla detenidamente segundo a segundo?

Bajo esta premisa, hemos recogido alguna de las escenas que más nos han llamado la atención, escenas que suceden en un segundo, pero que merecen parar la acción, retroceder y volver a ver detenidamente para apreciar su contenido.

1. Instinto Básico. Por derecho propio, una de las escenas más icónicas del cine, el cruce de piernas de Sharon Stone. ¿Cuántos no habrán detenido el dvd y pasado frame a frame la escena para ver si se veía algo entre sus piernas?
Basic-Instinct

2. Tres hombres y un bebé. Otra de las escenas que más polémicas ha creado es la famosa escena de esta película en la que se ve a Ted Danson caminando por la casa y tras la cortina del salón se ve un presunto fantasma de un niño pequeño que se había suicidado con un rifle en el set de rodaje. Al final resultó ser un cartón promocional de la película, pero todo el mundo reviso la cinta foto a foto para comprobar el fantasma en escena.
3-men-and-a-baby-ghost

3. Juegos Salvajes. Corrían los años en que Neve Campbell llenaba las salas con “Scream” y estando en la cresta de la ola se mete en un pequeño proyecto junto a Denise Richards y Matt Dillon para ofrecernos una escena lésbica  de piscina que dio la vuelta al planeta.

juegos salvajes

4.El Rey León. Sin duda alguna, de las escenas Disney más controvertidas esta la famosa escena del Rey León en la que aparece la palabra sexo en el cielo. Siempre se había rumoreado que las películas de Disney contienen mensajes subliminales con la intención de procrear hijos y más hijos que consumas sus productos. Pues bien, la palabra aparece, pero Disney siempre argumento que hacía referencia a su departamento de efectos SFX. ¡Quién sabe!rey leon

5. Señales. En esta película de Night M. Shyamalan hay una escena de video casero en una fiesta de cumpleaños en la que aparece un alienigena. La escena es tan real que resulta sobrecogedora. En ese instante la sugestión se apodera del espectador.señales

Dicho esto,  podríamos rescatar muchas más escenas y fotogramas indispensables de las películas de nuestra vida, de esos momento dignos de pasar a cámara lenta para apreciar toda la acción que contiene. Esperamos vuestros comentarios y aquellas escenas que consideréis que deberían formar parte de esta lista.

top5

Las mejores películas de 2013

Empezado el año damos un repaso por los títulos que en HDC más nos gustaron en 2013.  Este año no hay muchos títulos para el recuerdo pero si que hay alguna película que merece ser vista más de una vez.  De los títulos estrenados este año los mejores se reparten entre enero y diciembre, meses en los que por cuestión de agenda de premios mejores títulos se acumulan.

Como cada año hemos seleccionado nuestras 5 películas favoritas. Fuera han quedado títulos como “Oblivion”, que sin ser una gran película destaca por ser quizá la película con mejor estética que se ha estrenado este año.  También este fue el año de lo nuevo de Terrence Malick “To the wonder” o de Nicolas Widing Refn con “Solo Dios Perdona”, pero ninguna estuvo a la altura. Hubo títulos curiosos como “Las ventajas de ser un marginado” o “Una cuestión de tiempo”, o grandes producciones como “Guerra Mundial Z”, “El Gran Gatsby” o “Anna Karenina”, pero que no han tenido el empuje necesario como para que las tuviéramos en la más alta consideración. Hubo otras que nos gustaron mucho como “Dolor&Dinero” o el recuentro con la Tierra Media con “El Hobbit: La desolación de Smaug”, pero al final nuestra lista ha quedado así:

5. Fast&Furious 6. En el quinto lugar nuestro pequeño espacio para el cine de acción y aventuras, con la última entrega de la saga “Fast&Furious”, la última película en la que apareció Paul Walker antes de su fatídico accidente mortal, que dejó el rodaje de la séptima entrega inacabado y pospuesto para el 2015. “Fast&Furious 6″ es la continuación de una saga de películas que gana con el tiempo. Es cierto que la quinta entrega seguramente haya sido la mejor hasta la fecha, pero esta última no deja de estar a un nivel muy alto, siendo una de las mejores películas con persecuciones de coches que se han hecho. Justin Lin, director de la cinta, es el responsable de este giro a mejor que ha ido sufriendo la saga desde que tomo sus riendas.

Fast&Furious 6
Fast&Furious 6

4.Django Desencadenado. Tarantino es único y genuino y pocos, por no decir nadie, sabe hacer cine como el suyo. Si ya reinventó la historia con “Malditos Bastardos”, de forma que a todos nos hubiera gustado, en “Django” lo vuelve a hacer con la época de la esclavitud en América.  Una película cuyos diálogos son memorables  y sus intérpretes Jamie Foxx, Leonardo DiCaprio y Christoph Waltz son memorables. Una cinta que a la par de irónica con la historia es divertida como pocas, haciendo humor de hechos repugnantes de nuestra historia.

Django Desencadenado
Django Desencadenado

3.12 años de esclavitud. Película que trata el mismo tema que la cinta de Tarantino, pero aquí Steve McQueen (el director), trata los acontecimientos desde el punto más duro y crudo de la realidad, un drama como mayúsculas, de esas películas que dejan huella por su dureza y que nos brinda un ejercicio brillante de dirección junto a unas interpretaciones de las que dejan marcado al espectador. Estamos ante el mejor drama de 2013.

12 años de esclavitud
12 años de esclavitud

2.Gravity.Sobran las palabras con esta película. Alfonso Cuarón ha dado un giro impresionante con esta película. Con una nueva técnica de fotografía y filmación en la que se simula el espacio que ha arrancado el aplauso de todo el mundo. La mejor película para ver en 3D que se ha estrenado no solo este año, sino en la misma historia del 3D. Una odisea espacial hecha con el mimo y cuidado que sólo Cuarón sabe transmitir. una cinta de la que hubiera estado orgulloso el mismísimo Stanley Kubrick.

Gravity
Gravity

1.La noche más oscura. Aunque ya ha pasado más de un año de su estreno. Llegó en enero a nuestros cines, no deja de ser la película que más nos ha gustado este 2013.  Kathryn Bigelow nos deja atados a la butaca con el suspense que mantiene constantemente, en este relato sobre la guerra de Afganistan y el asesinato de Bin Landen. Historia divida en tres partes, una primera de denuncia de los campos de prisioneros, donde se enfatiza el régimen de torturas, una segunda parte donde los despachos y la política toman la escena y una última parte sublime con las operaciones especiales llevando a cabo el asalto a la casa de Bin Laden. Una joyita de película, mucho más que “En tierra hostil”, anterior título de esta directora por el que ganó el Oscar.

La noche más oscura
La noche más oscura
reservoir

Primera escena de Reservoir Dogs

En nuestro habitual repaso por la historia del cine he querido detenerme en esta escena inicial de la película de Quentin Tarantino “Reservoir dogs”, película que le lanzó a la fama, y es que sólo esta escena bien merece un Oscar.

Es una puesta en escena en un restaurante, donde los protagonistas de la historia se reunen a comer. En tan sólo 7 minutos y mediante la conversación que tienen entre ellos, Tarantino nos muestra la personalidad y rol que cada uno de ellos jugará en la trama. Un ejercicio brillante de guión. Una de las mejores formas para mostrarnos un reparto tan amplio en tan poco tiempo.

principe

Mejor película de Dreamworks Animation

El reciente concurso que tenemos en HDC sobre cuál es la película que nuestros lectores consideran la mejor de los estudios Dreamwork Animation me ha hecho plantearme la película.

Hay  títulos muy interesante, como es “Shrek” ,el buque insignia de la compañía, siendo el título que más gente ha elegido. Me quedaría con otros como “Kung Fu Panda”, “Como entrenar a tu dragón” y alguno de los clásicos de los inicios de la productora como es “Antz”, película bastante madura en su planteamiento, que juega con la personalidad de Woody Allen en el papel de la hormiga protagonista y que además fue muy polémica por la guerra que se trajo Steve Jobs con Disney que estrenó “Bichos” casi al mismo tiempo, siendo ambas de temática similar. Otro de los clásicos que más me gusta es “Spirit”, con Bryan Adams en la banda sonora y una película cuyo caballo no abre la boca en todo el metraje. Sin duda una gran proeza guionística.

Pero sin lugar a dudas, si tuviera que elegir una película de las que ha producido Dreamworks, es la primera de todas. Aquella historia que Steven Spielberg dijo que siendo su primera película de animación tenía que ser una historia muy potente, y esta es “El Príncipe de Egipto”.

Una película que visualmente es impactante, producida en 1998 en dibujo tradicional y dejando el tema religioso al margen la aventura que retrata goza de todo los elementos para sobrecogerte en la butaca del cine. Con música de Hans Zimmer y cuya canción “When you believe” interpretada por Mariah Carey y Whitney Houston ganó el Oscar y dejó a todo el mundo impresionado y cuyo letrista Stephen Schwartz (compañero habitual de Alan Menken con quien ha sido responsable de los mayores éxito de Disney en los 90) es el responsable de las bellas y acertadísimas canciones de la película

La película fue la segunda (tras “The Rugrats”) no producida por Disney en superar los 100.000.000 millones de dólares en taquilla, alcanzando la cifra de 218.613.188 millones de dólares.

Y como curiosidad, de los tres directores que tuvo la película, Brenda Chapman fue la primera mujer que dirigó una película de un gran estudio con presupuesto alto.

Sin duda alguna para mi es la mejor mejor película que ha parido este estudio. Gusta por igual a niños y mayores, consigue poner las emociones a flor de piel con su música y efectismo y quizá sea la película más épica de todas las que la animación, en general, nos ha brindado. Ver romper las aguas a Moises no tiene precio, así como verle correr en cuadrigas entre las pirámides de Egipto junto a Ramses (cultura la egipcia que por otro lado siempre ha cautivado).

Una verdadera joya, que si no tuvisteis la ocasión de ver en 1998 en los cines id ahora mismo a la videoteca y rescatarla para vuestra pantalla, porque no os arrepentiréis.


will

Matt Damon en …

Esta semana parece que arrancamos con inspiración por recordar esas grandes escenas que nunca olvidaremos. Esta vez empecé recordando a Ben Affleck y el presumible ridículo que se avecina con Batman y Superman juntos en pantalla. Esto me llevó a acordarme de sus inicios junto a su buen amigo Matt Damon y de ahí, a la película que los lanzó al estrellato y les hizo ganar un Oscar por el guión, hay un paso.

“El indomable Will Hunting” quizá sea la película que más me gusta del director Gus Van Sant y la escena que a continuación vais a ver una de las mejores de la película, en la que Matt Damon habla con claridad sobre la realidad de las empresas y el interés de estas por contratar a las mentes más brillantes. Un discurso, el de Matt, muy a cuento en los tiempos que corren.

woodyallen

Reflexionando sobre la vida…”Hannah y sus hermanas”

Hace poco alguien me recordó una de las brillantes escenas de “Hannah y sus hermanas”, una de las mejores películas de Woody Allen, por la que ganó 3 Oscars, entre ellos el de mejor guión. Y hablando del guión os traigo esta escena en la que se plantea muy vagamente, eso si, pero que por su sencillez resulta incluso más contundente que si hubiera profundizado en otros dilemas más complejos, sobre el sentido de la vida y si merece la pena vivirla, más allá de las consecuencias que pueda tener esta.

Esta película es uno de esos “momentos inolvidables” que tanto nos gustan en este blog y espero que podáis compartir.

casino

Casino: La mejor película de juego

En un reportaje de la web Casino Top hemos tenido la suerte de ser mencionados por nuestras críticas vertidas sobre “Casino” la película de Martin Scorsese, que según esta web parece haberse convertido en la mejor película de juego de la historia.

Os dejo nuestra crítica completa, pero podéis leer las menciones a Historias de CINE en este link.

Si hablamos de películas relacionadas con el juego y los casinos “Casino” de Scorsese es la obra maestra por excelencia. Reúne la esencia de títulos como “Uno de los nuestros”, del propio Scorsese, donde la  violencia se centra en las mafias de barrio, a un nivel más localista, o títulos como el “Padrino” donde el juego y la mafia se institucionalizan en los Casinos de Las Vegas, como reflejo de la propia sociedad de ese momento.

“Casino” juega en ambos lados, goza de un poderoso guion, de una historia complicada a tres bandas, como si de un drama Shakespereano se tratase, donde los personajes Ace Rothstein, Nicky Santoro y Ginger McKenna, interpretados por DeNiro, Joe Pesci, y Sharon Stone tienen  luchar consigo mismos, entre ellos y por la propia supervivencia de su negocio, que vive el declive del control de la mafia. Todo ello aderezado con la brutalidad y violencia que el cine de Scorsese acostumbra, mostrando ese lado tan obsceno de la realidad, el que muchas veces cuesta ver y miramos a otro lado.

A esto añadimos una increíble puesta en escena, con una brillante iluminación y coreografía musical. Difícilmente puede pasarse por alto ese arranque con Bach de fondo y la voz en off  de Nicky Santoro.

Una película cargada de simbología y reflejo de un mundo decadente, ejemplificado con esos minutos finales en los que termina viéndose caer a los viejos casinos, marcando el fin de un glorioso desajuste y frenesí de vanidades donde los excesos y la violencia vienen a determinar los límites, como siempre ha pasado a lo largo de la historia. En definitiva es una película que engancha desde el primer instante, por la atracción de sus personajes, por la fuerza dramática que acompaña a la acción y porque mantiene el pulso de la tensión creando un ritmo absorbente y delirante que te atrapa de principio a fin.

 

rocky

Recordando al último Rocky

TVE en la noche de ayer me brindó la oportunidad de ver “Rocky Balboa”, la sexta y última entrega de la saga de “Rocky” (ganadora del Oscar a mejor película, dirección y montaje), saga que comenzó en 1976.

30 años después Sylvester Stallone se atreve con esta vuelta al ring de la que salió bien parado. La taquilla y la crítica respondieron notablemente, siendo consideradas las escenas de combate como las más realistas que se han rodado nunca.

Partía con cierta incredulidad y los diálogos de la película tampoco acompañan, siendo algo bastante ridiculizables, pero es cierto que la historia es buena y el desenlace es lo más coherente que he visto dentro del género. Pero lo mejor de todo es el mensaje que transmite, el paso del tiempo y como afecta este especialmente a aquellas personas que han estado en la cumbre de algo y tienen que sufrir el inexorable paso del tiempo y esos grandes éxitos pueden llegar a olvidarse, el reconocimiento desaparecer y tener que empezar a convivir con una realidad muy distinta a la anterior.

Stallone encaja muy bien en el perfil del personaje en decadencia pero que conserva un cartucho más,  siendo uno de sus párrafos algo memorable:

“Te diré algo que ya sabes: este mundo no es un arco iris y nubes rosas. Es un mundo malo y salvaje, y no importa que tan duro seas, te pondrá de rodillas permanentemente si así lo dejas. Ni tú, ni yo ni nadie golpeará tan duro como la vida, pero no importa qué tan duro lo hagas, sino lo duro que resistas, y sigas avanzando, cuánto resistirás y seguirás avanzando. Así es como se gana. Y si sabes cuánto vales, sal a buscar lo que mereces, pero debes ir dispuesto a que te den golpes, y no a culpar a otros y decir no soy lo que quiero ser por él, por ella o por nadie. Los cobardes lo hacen y tú no lo eres… ¡Tú eres mejor hijo!”

Los recuerdos que se muestran del primer Rocky de 1976 se vuelven melancólicos y el tratamiento realista que se hace de la historia convierte a este Rocky en muy humano y en la historia universal de muchas personas, que deben luchar día a día para sobrevivir en un mundo hostil. Una película muy america, una película continuísta con ese espíritu de sueño americano que resulta muy agradecida de ver, sobre todo para aquellos que añoramos aquellos héroes musculados de las pantallas de cine de los años 80.

Por cierto, este título relanzó la carrera de Stallone.

Os voy a dejar con la escena final de la película.

Matar a un Ruiseñor

Títulos de Oscar, “Matar a un Ruiseñor”

Continuando nuestra resaca post-Oscar quiero recordar una de las grandes películas de 1962, “Matar a un Ruiseñor”, interpretada por Gregory Peck y en la que uno de los personajes que se nombra durante todo el film, pero que no sale en escena hasta los últimos momentos es un jovencito Robert Duvall, que no tiene ni una linea de texto.

La película es una adaptación de la novela de Harper Lee, que gustó mucho a Alan J. Pakula, que compró los derechos y que al poco tiempo ganó el Pulitzer, disparando sus ventas y convirtiéndose en una de las novelas más vendidas en 1960 y en todo un clásico de la literatura moderna americana.

La historia esta basada en observaciones verídicas de la escritora en su ciudad natal. Cuenta una historia en una pequeña población sureña, a principios de siglo XX, en la que el abogado Atticus Finch (Gregory Peck) es un abogado que defiende a un hombre negro acusado de violar a una joven blanca. El suceso es falso y pese a ser el hombre inocente un jurado popular lo condena. Atticus Finch, un hombre honesto, justo, noble y compasivo tendrá que enfrentarse a toda su comunidad, dando una lección de moral y siendo un ejemplo de respeto y admiración para sus dos hijos, a los que cuida el solo, siendo huérfanos de madre.

La película tuvo 8 nominaciones a los Oscar y ganó tres de ellos, guión adaptado, dirección artística y actor para Gregory Peck.

La historia podríamos dividirla en tres partes, una primera en la que básicamente es una historia de niños, algo inconexa con el resto de la historia, ya que tampoco aportada nada sustancial para el grueso de la historia, pero que si que nos deja ver la personalidad de su protagonista, de los valores que inculca a su hijos y como los niños, pese a todo, niños son, con sus típicas travesuras.

La segunda parte del film es el juicio, quizá lo mejor de todo, en el que Atticus Finch defiende con astucia a su cliente, al que defiende de oficio. En esta parte es donde más claras quedan las diferencias de clase social,  la vida sureña y la injusticia social que se manifiesta en ella, así como los roles de género que se dan en la sociedad.

Con el desenlace del juicio muere la inocencia, la inocencia de unos niños que desde lo alto, en el lugar que ocupan los negros, muestra de su naturalidad y falta de prejuicios, observando como la injusticia se apodera de la sala.

La última parte de la película viene a poner orden, a mostrarnos todas las cartas en juego, reinada por la compasión y el coraje de un padre que deberá enfrentarse al sentido de las leyes no escritas. Personaje el de Atticus Finch que más ha hecho por la abogacía, reconocido por jueces y abogados, su claro ejemplo de imparcialidad y justicia.

“Matar a un Ruiseñor” es una película llena de matices y donde a Gregory Peck se le ha reconocido una de sus mejores interpretaciones, donde es verdad que juega un papel de emociones contenidas, brindándonos una interpretación comprometida con las circunstancias.

No me quiero olvidar de la banda sonora, compuesta por Emler Bernstein, que parece más propia de nuestro tiempo, donde la música llega a jugar a papel protagonista y es un elemento indispensable de la historia. La melodia compuesta para la película es preciosa.

En definitiva “Matar a un Ruiseñor” es una gran película, pero no por ello debemos dejar pasar por alto algunos detalles contradictorios y hacen que la película no sea tan imparcial como pretende, como se da en la circunstancia final a la que se debe enfrentar Atticus Finch, en el que hace vista gorda con la ley, juzgando bajo su prisma personal, contrario al ejemplo que viene demostrando y defendiendo bajo toda la historia previamente narrada.

Para finalizar os dejo con la entrega del Oscar a Gregory Peck de manos de la belleza de Sofía Loren, presentanda por Frank Sinatra.

¡Ojo a los contrincantes que tenía Peck!, así como a la música que suena en su camino al Oscar, la bella melodía del film.