Lo que ha supuesto para el género de juicios y abogados títulos como “Matar a un Ruiseñor” o “Testigo de cargo” (Billy Wilder), lo es para la profesión del periodista títulos como el que aquí recogemos “Primera Plana”, del gran Billy Wilder.

Como sucede con muchos de los títulos de este director es un perfecto ejercicio de guión, ya adaptado a la pantalla anteriormente en dos ocasiones, bajo la dirección de Lewis Milestone en “Un gran reportaje” y por Howard Haws en “Luna nueva”. Esta película es un claro ejemplo de las fuerzas e intereses que determinan el sistema y como de un caso particular podemos extraer conclusiones del amplio abanicos de elementos dispuestos bajo el orden del sistema.

La historia refleja un hecho universal que hoy mismo podemos ver en cualquiera de los noticiarios de televisión, radio o prensa escrita. El reflejo de unos poderes políticos incompetentes, corruptos, donde la avaricia por el poder esta por encima de cualquier otro credo.

Jack Lemmon y Walter Matthaus nos ofrecen unas escenas sensacionales que podrían ser las que ocurren en muchas de las redacciones de noticias de periódicos entre sus directores y principales redactores.

Resulta cautivador el sentido del ritmo de este director, como nos mantiene constantemente en un diálogo interesante, lleno de ironía, de comicidad y con mucha crítica sobre los diferentes roles que refleja. Pasa de una escena a otra sin dejar que nos demos cuenta de la transición entre ellas, enganchándonos en sus divertidas situaciones llenas de sutilezas del lenguaje.

La sinopsis: Chicago 1929. Ewan Williams, convicto del asesinato de un policía, espera en la cárcel el momento de su ejecución. Mientras tanto, en la sala de prensa del Tribunal Supremo, un grupo de periodistas espera el indulto o la confirmación de la sentencia. Hiddy Johnson, el cronista de sucesos del Chicago Examiner, que tendría que cubrir la información, está a punto de contraer matrimonio y abandonar su trabajo; pero Walter Burns, el maquiavélico director del periódico, empeñado en retenerlo, tratará de impedir su boda por todos los medios.

Para finalizar este pequeño repaso por “Primera Plana” os voy a dejar con una de las escenas principales de la película, en la que Jack Lemmon y Walter Matthaus, con la presencia de la prometida de Lemmon, una jovencita Susan Sarandon, discuten sobre el arte de la redacción de una noticia llena de sensacionalismo.

Espero que os guste y que no perdais la oportunidad de ver esta pequeña joya del arte de la comunicación.

Related Posts

One Response

  1. Alfred marr

    Buena pelicula , en la cuesta abajo del gran willy Wilder se sacó de la chistera una de las parejas más reconocidas del cine matthau y lemmon,a pesar de no ser una de las grandes de Wilder y se que es muy representativa de su cine, por cierto no se pierdan “avanti” pelicula infravalorada de Wilder , para mi la mejor de su última época .

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.