Película de más de 160 millones de dólares de presupuesto que en las 5 semanas que lleva en cartel no logra cubrir gastos sumando taquilla doméstica+internacional. Es evidente que su marcado perfil comercial junto con las cifras nada bueno nos indica.

Pese a todo, la película de Jon Favreau (saga Iron Man) no tiene un mal arranque. Se nota la mano dentro de su elenco de guionistas de nombres como Damon Lindelof (Lost), que reproduce la trama que tan buenos resultados le está dando a J.J. Abrams. La película empieza con Daniel Craig que despierta aturdido en medio de ninguna parte, sin saber quién es y en qué consiste ese extraño brazalete que le tiene en su muñeca (muy similar al despertar de Jake en Lost). A partir de este momento nos sumergimos en un clásico western con excelente reparto y credibilidad. Hasta aquí todo bien. Aparecen nuevos personajes, se empiezan a resolver las incógnitas, pero… llega el momento en que la desmesurada fantasía marca un contraste demasiado duro con la escena previa y la credibilidad empieza a diluirse entre las sonrisas  y los bostezos de la sala. A esto sumamos los crecientes momentos sin acción y carentes de tensión ( y eso que los aliens ya están en juego).

No me cabe duda de que la formula que sembró J.J. Abrams hace unos años marca unos excelentes preliminares, pero como siempre ocurre con las mejores expectativas, el resultado siempre decepciona… y mucho.

Lo mejor del film; los ojos de Olivia Wilde

 

Related Posts

One Response

  1. Mer

    Esta película es PATÉTICA, no vayais a verla por favor!! Por lo menos 6 personas se fueron del cine a la mitad, y más que nos tendríamos que haber ido, pero la jodia película nos dió tanto sueño que no podíamos ni movernos. Harrison Ford? Daniel Craig? tanta falta os hace el dinero???

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.