Increíble pero cierto, el nuevo trabajo del director Danny Boyle (como siempre digo uno de mis incondicionales) promete dejar a la gente asombrada, por no decir acojo… en su butaca.
“127 horas” es el título del film protagonizado por James Franco, que narra las aventuras de un alpinista en el desierto de Utah, en el que queda atrapado en unas rocas a través de su brazo. Tras cinco días de desesperación no le queda otra opción para sobrevivir que amputarse friamente su brazo, con la única ayuda de una pequeña navaja que le obliga al corte fino, minucioso y sobretodo tedioso. A esto le acompaña una serie de golpes machacantes sobre el brazo para destrozar los huesos y poder desgarrarlo y cortarlo a la perfección, aun corriendo el riesgo de morir desangrado.
Sin duda tiene todos los ingredientes para convertirse en una gran atracción en las salas. ¿Alguien pensaba que el gore estaba muerto? Pues esperen a ver esta. De momento, los pocos que han podido verla en el Festival de Toronto terminaron echándolo todo por la boca. ¿Podréis esperar al 5 de noviembre para su estreno? Yo creo que si.

De momento aquí tenéis el trailer, con un espectacular toque de color y montaje característicos de Boyle.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.