Pixar regresa a las grandes pantallas con una película totalmente enfocada al público adulto. De la mano de Alegría, Tristeza, Furia, Asco y Miedo, nos adentramos en un campo desconocido donde podremos ver como las emociones son las que guían nuestros pasos. La protagonista es una niña llamada Riley, con una vida y una familia perfecta, hasta que ve como todo su mundo cambia por completo al verse obligada a mudarse a la ciudad de San Francisco por el trabajo de su padre.

Durante 1 hora y media, Alegría y Tristeza se sumergirán en zonas de la psique de su querida Riley intentando ayudarla en el largo y duro camino en el que se finaliza la infancia.

Tanto al principio como al final tenemos dos sorpresas. Primero un corto de Pixar, que comienza y acaba con la misma canción.  Bastante simple, aunque muy dulce, es como una nana de amor. Y al final de la proyección junto a los créditos podréis ver secuencias muy divertidas no incluidas en la película.

Estamos ante un nuevo clásico de la animación, que combina la creatividad e innovación de Pixar, con la magia y emotividad que caracteriza a Disney. Un gran éxito asegurado en taquilla.

Frase destacada: Todos queremos a Riley.

Escena favorita: Su primera cena familiar en San Francisco. Tres cabezas pensantes, tres personalidades diferentes enfrentándose a una situación nueva, provocando risas aseguradas entre los espectadores.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.