Una vez más somos testigos de la típica historia de búsqueda de un lugar en el mundo. En esta ocasión de manos de una joven estudiante de un barrio humilde que tras terminar sus estudios de antropología se plantea su futuro y se pregunta si aquello que persigue es lo que realmente quiere.

Así arranca este film con la joven estrella Scarlett Johansson como protagonista de una historia que es reflejo de ese momento en la vida en el que tenemos que enfrentarnos al mundo real y donde las preguntas son más numerosas que las respuestas y nos replanteamos nuestro futuro y donde los temores al fracaso o a elegir el camino erróneo enturbian nuestra perspectiva.

Lo interesante del argumento no es que uno se replantee su vida cuando llega la hora de tomar decisiones o de encontrarse dificultades en el camino. Más bien es la radiografía antropológica que muestra de la alta sociedad neoyorquina del Upper East Side, la cual podría extrapolarse al resto de altas sociedades en el mundo.

Después de ver las ridículas vidas obsesionadas con el éxito profesional, apariencias sociales, elitismo y egocentrismo propio de esta clase, pocos volverán a preguntarse porqué el nivel más alto en los indicadores de felicidad situan a paises como la India en primer lugar.

Por ello, este film se convierte en un interesante repaso a esos sueños que terminan convirtiéndose en pesadillas que más tarde replantean el rumbo de nuestra vida.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.