Si habéis pagado una entrada de cine para ver “Distrito 9” es que sois de esos con los que la publicidad funciona y os dejasteis llevar por aquello de “producida por Peter Jackson, el creador de El Señor de los Anillos”. Esto es algo que no debéis olvidar para la próxima, cuando en el cartel ponga “la mejor película del año”, “un thriller trepidante”, “una obra maestra” y todo ello vaya firmado por “Los Ángeles Times”, “Newyorker”, etc…lo que debéis pensar es: “¿por qué tanto interés en sobre promocionar algo que aparenta ser tan bueno?

Las películas buenas hablan bien por si solas, no necesitan ese tipo de apadrinaje.

“Distrito 9” empieza mucho mejor de lo que empieza. Juega la baza que está tan de moda últimamente entre las películas del género y es contarla a modo de falso documental (véase “Mostrouso” como ejemplo reciente), pero con un grado de realismo mayor al habitual. También resulta muy atractivo el naturalismo existente con la presencia constante en pantalla de los alienígenas, algo que todavía no se había visto de esa manera.

Pero una vez que pasamos el primer cuarto de metraje entramos en una aburrida persecución del protagonista que no nos lleva a ningún lado para terminar pareciendo una película de la Hammer o una esperpéntica odisea como las de  Bruce Campbell pero en manos de Sharlto Copley, que pronto le veremos en “El equipo A”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.