Como si se tratase del décimo aniversario del iphone Nolan ha querido guardarse su gran película bélica para la décima. Mucho se ha hablado de ella. De que si tiene mucha tensión, de que si empieza con mucho ritmo, que los personajes son planos, que Nolan es muy mal guionista, etc, etc…y creo que el resultado ha sido una película bastante neutral, ninguna de las exageraciones parecen acertadas. Lo que si tiene este film es un marcado acento personal en la realización, es decir, el sello Nolan.

Se ha comentado que desde el desembarco de “Salvar al soldado Ryan” no había una película bélica de este nivel. En cierta medida lo puede parecer por el excelente montaje de sonido (apunta directo al Oscar), pero por lo demás nada de nada. Es incluso una película como “Expiación” de 2007, cuyo argumento no es este, mucho mejor en el planteamiento desolador y apocalíptico de la playa de Dunkerque.  Pese a que podría haber soldados asentados en las playas que se contaran por cientos de miles, apenas se ven unos cientos. Ni en los planos más generales parecen haber tirado de la animación. Es un escenario prácticamente desierto.

En positivo puedo decir que las críticas hacia la construcción de los personajes no me parece tan mala. Son lo que son, una coral, no hay grandes protagonistas y ni una historia principal. Todos giran alrededor de un hecho, la retirada y no hace falta saber mucho más del otro que tenemos al lado. Como ocurre con los soldados, que incluso alguno oculta su nacionalidad al no hablar.

Las escenas aéreas son lo más destacado del film. El camino hacia la gloria de un piloto que no se da por vencido. Me quedo con sus planos finales planeando sobre la playa. Sensacionales.

Por último la música de Has Zimmer, si la podemos llamar música, porque aquí es más efecto sonora que otra cosa. En cualquier caso tiene mucho protagonismo y la mayor parte de la ansiedad y tensión que logra el film se lo debe a ella. Hablaríamos de otra película si no fuera por este compositor.

En definitiva Nolan nos deja una película de factura visual impecable pero poco más, para nada es la película bélica definitiva, que yo creo que de momento se mantiene en el lado de otra guerra, el Vietnam.

 

Related Posts

2 Responses

  1. Guillermo Dorado

    Muy de acuerdo en tus conclusiones. Creo que ha sido un ejercicio de dirección de Nolan (es fantástico). Algo que se ve le apetecía hacer a nivel personal, diferente a sus otras películas, pero bastante vacía en el fondo. Lo has definido a la perfección: “Una película de factura visual impecable pero poco más” Y creo que él nunca ha buscado otra cosa. Es simplemente un ejercicio visual y personal del que tiene la suerte de tener un estudio detrás que le financia.

    Reply
    • Mikesaintcross

      Lo más parecido a Kubrick que podemos ver ahora mismo. (en el aspecto visual, claro)

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.