Durante los días de verano siempre apetece revisar algunos films o rescatar aquellos títulos que en su momento se te escaparon de la cartelera pero que siempre tuviste en mira para ocasiones como esta. Bajo esa premisa hace unos días estuve viendo “El Capital”, del director griego-francés Costa-Gavras, director que a sus 80 años sigue ofreciendo su talento al séptimo arte, ¡y de que manera!. Ganador del Oscar en dos ocasiones, en 1983 por “Desaparecido”, al mejor guion adaptado y anteriormente en 1970 por “Z”, Montaje y Mejor Película extranjera. Estamos ante uno de los mejores directores de denuncia social y thriller político. Dentro de su amplia filmografía no podía faltar su particular punto de vista sobre la crisis financiera actual y sobre eso y como funciona el capital, ha escrito y dirigido esta película.

La película la protagoniza Gad Elmanleh, que aunque en un primer momento pueda parecer un personaje frío y en cierto modo aséptico termina reflejando a la perfección los sin sabores de las altas esferas de poder.

La historia que nos cuenta: Marc Tourneuil (Gad Elmaleh) es un cínico empleado de banca, un sector que está en plena crisis económica en todo el planeta. Desde la nada, Marc comenzará un ascenso imparable por los entresijos del mundo de la banca hasta convertirse en una de las personas más poderosas e influyentes del país.

Partiendo de esta base Gavras nos sumerge en una trama sencilla pero clarividente sobre la situación geo-económica de la crisis financiera actual, de la lucha de poderes y de la dificultad de enfrentarse a la marea del capitalismo. El guion resulta sensacional, con una forma brillante de economizar los recursos, dejando que en muchas ocasiones la atmósfera, y el rostro del protagonista Marc Tourneuil, nos lleven por la trama.

capitalLa forma en la que trata el argumento el capitalismo permite un análisis equidistante de cualquier partidismo, una mirada fría, clara y sin demagogia de como funciona el poder, el dinero y en menor medida el sexo.  La fuerza de su discurso es apabullante y destacaría por encima de todo como muestra el día a día de un Presidente de un Banco, de como funcionan estos puestos, de cuales son sus cometidos e inquietudes.

Sin dudarlo es una película que no deberíamos dejar pasar. Estrenada en 2012, sigue estando de rabiosa actualidad y lo mejor de todo es que la podréis encontrar en video.

Nota: La mejor escena se la guarda Gavras para los últimos dos minutos de la película. Imprescindible.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.