Una de esas pequeñas joyas cinematográficas, que a pesar de no gozar de una majestuosa realización llega al espectador convirtiéndose en un clásico dentro de nuestras videotecas.

El amor, que mejor sentimiento para ser retratado. No hay una sola gran novela, obra teatral, composición sinfónica, pintura, escultura ni película que se precie que no lleve el amor como estandarte. Justo aquello que nos da sentido, lo que nos hace humanos, lo que motiva nuestro ansia por seguir vivos, lo que inspira nuestro arte…

Y “El Diario de Noa” lleva intrínseco todo ello, desde el punto de vista del recuerdo, desde la madurez, dando ejemplo a los que un día olvidaron lo que era amar, a los que la edad les arrebató el ansia por vivir y en definitiva el amor y les hizo olvidar lo que un día fueron y sintieron. Nos muestra las dubitaciones de nuestro destino y lo romántico que resulta tomar decisiones con nuestro corazón.
Sin duda, al público más joven el mensaje les ha llegado. Son ellos los que tienen mucho por vivir y en definitiva por amar y son ellos los que más claramente percibieron el mensaje. La prueba es que esta pelicula arrasó en los premios “Teen Choice Awards” y “MTV Movie Awards” entre otros. Reconociendo entre sus fotogramas la buena química entre los actores, los besos, la pasión…

“El Diario de Noa” es una bonita película que os hará recordar aquellos años de amores de verano o la gran historia de vuestra vida y provocará la nostalgia del ayer, del tiempo vivido y del no vivido, os hará replantearos alguna de vuestras decisiones, pero sobre todo os devolverá la juventud, la pasión y el desenfreno.

Por cierto, ya podrían aprender de esta historia los que decidieron adapatar “El amor en los tiempos del cólera”, otra historia de amor truncado que se reencuetran al final de sus días pero que carece de la excelente conducción de esta película y de sus acertados monólogos y narraciones, cargadas de una contundente realidad.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.