Cualquier amante del cine sabe apreciar la comodidad y calidad de las salas de exhibición de los cines Kinepolis.  Hasta la fecha me han parecido los exhibidores más serios, comprometidos y menos especuladores con el tema de las palomitas de maíz. Pero ayer, mi opinión empezó a cambiar, no se si será la crisis de las salas o la incompetencia propia de los momentos de bonanza (porque aquello está lleno cada fin de semana). La cuestión es que el viernes vi una película en 3D, “Furia de Titanes” y como es habitual, en el momento de entrar en la sala te facilitan unas gafas 3D, normalmente reutilizables y que tienes que devolver al finalizar la proyección.El sábado repetí la misma acción pero esta vez con “Alicia en el país de las maravillas”. Mi sorpresa fue mayúscula cuando llego al interior de la sala y descubro que no hay nadie repartiendo gafas (en este caso ya son desechables).  Por lo visto habían puesto una serie de carteles explicativos repartidos por la zona de compra de entradas en los que indican un lugar donde hay que ir a recoger las gafas 3D aquellos que vayan a ver una película en este formato.

Mis ojos no daban crédito a esta nefasta estrategia. Ahora resulta que uno debe sentirse obligado a leer todo aquello que haya a su alrededor porque nunca se sabe lo que le puede afectar. Kinepolis entiende que por el hecho de comprar una entrada de cine y pagar por un servicio no tienen porque darte explicaciones sobre el formato 3D, de la existencia de unas gafas para su visionado o del lugar al que debes ir a recogerlas. Ellos entienden que el espectador debe buscarse la vida. ¡Ah, muy bien! pues con las mismas lo único que consiguen es despertar en el espectador una pregunta. ¿Si las gafas son desechables y no informan en el momento de la compra de la entrada el lugar donde debes ir a recogerla, por qué tenemos que pagar el plus de la entrada que supuestamente se justifica con el uso de las gafas? Yo me llevo mis gafas y que me cobre la entrada como el resto de películas en 2D. Una vergüenza la verdad.

Luego está otro asunto. Las gafas que usaban antes que luego tenías que devolver al salir de la sala eran “activas”, pesan un poquito más, pero la calidad de imagen es mejor.

Las que utilizan ahora dejan la marca “kinepolis” por los suelos, (atrás quedaron los años de innovación con certificados THX, reproductores digitales, sonido Dolby) ahora son tan vulgares como el que más, sirviendo unas gafas “pasivas”, que vale, pesan menos. Pero que pruducen el efecto ghosting  y mayor oscuridad en la imagen.

Me defrauda bastante la política adoptada, pero que no se preocupen que ya llegan las televisiones 3D para darles con su propia medicina.

11 Responses

  1. Guillermo!!

    Lamentable. Se supone que el Kinepolis está un paso por delante en estandar de calidad sobre el resto, pero se ve que la crisis les hace volverse cutres.

    Nada bueno a largo plazo. Y es algo de lo que deberían darse cuenta.

    Reply
  2. Gema

    Crisis??? Pero de verdad hay tanta crisis??? Porque en el Kinepolis precisamente no se nota nada, siempre al completo los fines de semana y festivos, y entre diario vacio lo que se dice vacio no esta. Yo creo que ahora todos tienen la excusa perfecta para ahorrarse un pico, … la crisis.

    Reply
  3. Miguel Ángel

    Di que si Gema. Yo estoy en lo mismo, que tienen más cara que otra cosa. Que decir del negocio que tienen con el 3D o las salas digitales, siendo estas últimas menos costosas que las de carrete y las cobran más caras.
    Luego dirán que la culpa es de la piratería y no se dan cuenta que ea es la consecuencia.

    Reply
  4. Jose

    Este post está destinado a convertirse en el número 1 en Google cuando se busque la cadena de palabras: Kinépolis + 3D y similares. Al tiempo.

    Reply
  5. Jose

    Por cierto, las gafas que ilustran el post son exactamente las que nos dieron en el preestreno de Avatar.

    ¿Se supone que son un standard de las gafas de calidad 3D o las has elegido a modo de homenaje? :)

    Reply
  6. jose enrique

    Pues yo que iba a ir a ver Alicia….para eso me voy al 3d de fuencarral

    Reply
  7. Islaponiente

    ¿Qué dices? Cuanto “enterao”. Las gafas pasivas o activas dan el mismo resultado en cuanto a 3D. Son otros factores los que pueden hacer que tengas un buen visionado o malo. En EEUU el 90% de los cines usan gafas pasivas. Compartir gafas es un riesgo real de contagios; cuando se acaba la pilita no avisa (casos en los que más de 100 espectadores se les termina y hay que para la proyección para cambiarles las gafas). Cada uno con sus gafas… se pagan y te las llevas a casa y si las vuelves a llevar al cine que no las cobren. El error de Kinepolis es decantarse por Master Image en lugar de Real D. Lee nota de prensa de OCU y sus recomendaciones sobre las gafas 3D.

    Reply
  8. Miguel Ángel

    Estimada Isla Poniente. Cuando el estándar de gafas es distinto supongo que alguna diferencia, por mínima que sea, debe haber. En cualquier caso te agradecería que ilustrases con todo lo que puedas aportar al respecto.
    Estoy contigo en que lo suyo seria comprarse cada uno sus gafas y listo.
    Pero no nos engañemos, lo ideal seria trasladar la tecnología a la pantalla y evitarnos así las gafas.
    Ya llegará.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.