Algún día tenía que llegar y así fue. Las vacaciones terminaron y con ellas la falta de “vidilla” en este blog que quedó postergado tras la desconexión de su autor con el mundo “real” y las tribulaciones que este mismo le producen.

Durante las vacaciones da tiempo a muchas cosas como por ejemplo desconectarse de la red, de la televisión, a encontrar aficiones nuevas, desgustar los placeres de la tierra, leer más libros en un mes que en dos o tres años, pasar eternas jornadas frente al mar, olvidarte de la cartelera, de la vida en general, ¿cómo? ¿de la cartelera? no,no.. mejor dicho, que el cine se olvida de nosotros porque si existe una temporada del año en la no hay nada decente que ver en las salas esa es el verano. La prueba es que he visto tres películas en un mes y una de ellas fue una revisión en DVD, la magistral Trainspotting, obra maestra de Danny Boyle, autor capaz de grandes proezas como de grandes bodrios. (Seguro que es primo de Ridley Scott), y otros dos títulos, uno de ello ya comentado, “The Simpsons” y “La última legión”, que bien podría haberse titulado “El último tostón”.

Llegado este punto de falta de interés por el cine de verano, Septiembre se convierte en un gran aliciente para seguir dándoos la tabarra en “Historias de cine”.

Related Posts

2 Responses

  1. Guillermo!!

    Bueno, ahora tendrás que ponerte al día de nuevo para que podamos seguir leyendote. Se han echado de menos tus críticas durante este mes. 😉

    Por cierto, la web me está dando problemas con la base de datos y demás. Aparte de que tarda más de lo normal en cargar.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.