Corría el año 2004 cuando la aventura de “El Séquito” dio comienzo. Nunca pensé que una serie pudiera llegar a gustarme tanto como lo ha hecho esta. La verdad es que empezó algo floja en su primera temporada, era demasiado grosera y facilona en sus diálogos, pero según fue avanzando fui descubriendo la profundidad del mundo que pretendía reflejar. Hollywood por dentro, sus agentes, estrellas, publicitas, representantes, periodistas, la fama, la derrota, la familia, los amigos, y en definitiva el reflejo de como funciona el star system del cine.

Han sido ocho temporadas trepidantes, con grandes momentos para recordar, especialmente algunos de Ari Gold, el gran agente obseso del trabajo, con el que incluso llegan a cerrar el último capítulo. Sin duda Ari ha sido el gran protagonista de esta aventura. Atrás quedan todos esos momentos en los que todos los protagonistas empiezan a abrirse paso en este mundo tan complicado, en los que viven bellos triunfos y algunas amargas derrotas, pero que al fin y al cabo, son la vida misma, lo que la serie pretende mostrar, que pese a todo, por mucho dinero ganen, por mucha fama que tengan, son personas como el resto de mortales, con sus mismas debilidades y temores.

Será difícil olvidar la sintonía de “Superheroe” de Jane´s Addiction y las calles de Los Ángeles con la naturalidad que esta serie sabía mostrarlas. Cuantas batallas entre Ari y Lloyd, tensiones y reencuentros entre Ari y Vince, como aquel en el que Ari finalmente hace las paces con Vince al ritmo de Radiohead.


Os dejo con algunos de los mejores momentos de Ari Gold, la gran estrella de la serie

Related Posts

One Response

  1. Guillermo Dorado

    A ver si hacen peli, no? Siempre se ha rumoreado eso, aunque lo veo complicado… Ojalá me equivoque. :))

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.