En 1975 Woody Allen usó este tema del compositor ruso Serguei Prokofiev para su película “La última noche de Boris Grushenko”.

Es un tema de una vitalidad vibrante, con un toque muy de la estepa rusa y que trasmite a la perfección ese desenfadado estilo que tiene Woody Allen en la película, en el que no deja de huir de las batallas y de las que no encuentra sentido alguno. El mejor momento musical es al final del metraje donde podemos escuchar esta música acompañando a W.Allen y a la muerte por los campos rusos.

Señalar que Woody Allen siempre ha elegido la música para sus películas de entre los clásicos, siendo esta muestra de ello, pero sorprendentemente para su útlima película rodada en Barcelona “El sueño de Kasandra” ha elegido un compositor vivo y su elección no podía ser menos acertada, Philip Glass, a pesar del exceso de melancolía que suele impregnar cada una de sus composiciones.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.