Dejándo al margen el análisis moral de la guerra, la lectura ideológica que pueda tener o el juicio de valor sobre la objetividad que impregna el director Peter Berg en la película, porque claro, lo que conocemos de este director son cintas como “Battleship”, “La sombre del reino” o “Friday Night Lights”, donde claramente muestra su claro sentimiento patriótico de forma totalmente imparcial y donde juega con la exaltación del honor, valor y patria. Bien, pues dejando todo esto de lado, evitando dejarnos llevar por ese análisis más profundo (que no tiene porque haberlo ni si quiera en la intencionalidad del director), estamos ante una película de acción IMPRESIONANTE, tanto que el National Board of Review, en los premios que da en diciembre la seleccionó en la lista de las 10 mejores películas del año, junto a: 12 Years a Slave,  Fruitvale Station,  Gravity,  Inside Llewyn Davis,   Nebraska,  Prisoners,  Saving Mr. Banks,  The Secret Life of Walter Mitty y The Wolf of Wall Street.

Peter Berg se maneja en la acción y la tensión como hacía mucho que no veía en el género. La película se te pasa y no te das ni cuenta. Te mantiene el alma en vilo. El espectador deja a un lado cualquier juicio moral y se centra en una historia de pura supervivencia. Aquí no hay buenos ni malos, sólo hay pura adrenalina y acción de la buena, pero de la BUENA.

Parece increible como unos cuantos pinos en el bosque y cuatro soldados pueden dar tanto de si, puede que no recuerde un entorno tan memorable desde tiempos de “Depredador”. Es una historia no sólo de supervivencia, también de rescate al más puro estilo “Black Hawk Derribado”, una de las últimas joyitas que le hemos visto a Ridley Scott. Esta película combina lo mejor de estas otras dos.lone2

El arranque del film es espectacular. Nos mete de lleno en el valor, coraje y honor de los soldados con imágenes reales de los duros entrenamientos a los que se les somete, por aunque parezca increíble la aventura que protagoniza Mark Wahlberg, está basada en hechos reales. Pasamos a unos planos de naturaleza sublime en Afganistán, junto a la increíble música de Steve Jablonsky (otro que no deja de sorprenderme. Ya lo hizo con Pain&Gain) que me recuerda tanto a Cliff Martinez (Drive), combinando ambas cosas un amanecer en pleno desierto que te deja las emociones a flor de piel.

Está película de acción con mayúsculas, viene a retratar uno de los mejores cuadros del honor que vamos a tener este año. De la heroicidad de los más débiles y de como en ambos bandos de una batalla siempre hay soldados de principios, coraje  y honor.

Como era de esperar el final de la película expresa un lacrimógeno homenaje a los protagonistas reales de la historia que nos cuenta, dejándonos un cierto sabor agridulce, porque los verdaderos culpables de que los conflictos armados ocurran en el mundo siempre se van de rositas. Siempre lo organizan para que otros maten y mueran por ellos, bajo unos falso ideales y engaño, lo que hace más valeroso la actitud de estos héroes.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.