La nueva película de Lee Jeong-Beom, a la que muchos han comparado con “León” de Luc Besson pero algo  carente de emociones es un thriller mafioso a la usanza más comercial, en la que un joven prestamista con pasado oscuro y violento trata de salvar la vida de una niña, So-Mi, secuestrada por la mafia, que tratará de traficar con su órganos si Tae-Sik no consigue evitarlo.

“El hombre sin pasado” llega a nuestras taquillas como una de las sorpresas taquilleras de este año en Corea, quienes parecen adueñarse de un género bastante gastado en occidente. La historia es entretenida, tiene ritmo y se mantiene coherente  sin caer en obviedades, pero como me decía un amigo, lo complicado está en reconocer tanto rostro tan parecido y en soportar un doblaje que a veces puede parecer un crimen en si mismo.

En cualquier caso os recomiendo ver esta película, en la que al menos las localizaciones no son las habituales, no son las calles de NY, Bostón o Los Ángeles, tan propias en estas ocasiones.

“El hombre sin pasado” en definitiva es la historia de un reencuentro, el reencuentro con el pasado, con la necesidad de buscar ese punto de inflexión que nos permita seguir adelante y abrirnos a un futuro prometedor.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.