“En la mente del asesino” cuenta la historia de Alex Cross es un investigador de homicidios y psicólogo, que vive en Detroit con su mujer y dos hijos. Tras saber que su mujer está embarazada del tercero, Cross se plantea aceptar una oferta de trabajo con mucho menos riesgo, elaborar perfiles psicológicos para el FBI en Washington.

Su capitán (John C. McGinley) llama a Cross y a su compañero Tommy Kane (Edward Burns), para un caso peculiar de homicidio. Todo apunta a que la víctima fue por encargo, ya que el asesino no se llevó dinero y torturó a la víctima. Cross descubre que se trata de un peligroso y calculador asesino a sueldo llamado Picasso (Matthew Fox), que mata por dinero y placer. Cuando Cross y su equipo evitan que se cobre la segunda víctima de su lista, el asesino pondrá en su punto de mira a Cross y a los suyos. El paso al terreno personal supondrá todo un desafío psicológico y moral para nuestro protagonista.

Así arranca esta historia donde ver la transformación de Matthew Fox , en la que ha tenido que perder más de15 kilos y muscularse a fondo, es la gran baza del film.

Este thriller supone la tercera adaptación al cine del personaje del Dr. Alex Cross, creado por el novelista James Patterson. En este caso supone un cambio de actor, ya que en las anteriores adaptaciones de las novelas de Patterson (El coleccionista de amantes y La hora de la araña), el papel de Cross lo interpretaba Morgan Freeman.

Para amantes del thriller, la alta tensión y un poquito de mala leche. La opción ideal para aquellos que no gustéis de la saga vampírica de Crepúsculo, que llena todas las salas del país.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.