Repasando esta joya del cine, descubrí unas palabras de Richard Dreyfuss que son para recordar, más que nada por la comicidad que muestran, dado el momento de nerviosismo y excitación de la escena en cuestión.

La situación es la siguiente. Nuestro protagonista ha descubierto un campamento militar muy sospechoso  y para nada se cree la versión oficial de lo que allí sucede. Piensa que se está dando un fenómeno extraterrestre en la zona. Es descubierto por los militares y le llevan detenido a una sala en la que se entrevista con la persona encargada de aquellas instalaciones y un traductor, porque el responsable sólo habla francés.

Nuestro personaje se encuentra muy nervioso y agitado, quiere y exige saber la verdad, en ese momento le grita al traductor -¡quiero ver al responsable de esto ahora mismo! -a lo que le responde el traductor -Lo tiene aquí mismo.

Y ahora viene lo mejor, la respuesta de Richard Dreyfuss -¿cómo que es este tipo?, es imposible, pero si no es ni americano, ¿cómo va a estar al mando?.

Sin palabras; un momento genial, verle con esa cara de cabreo, la indignación que sufre y la lógica tan aplastante sobre algo tan simple que deja perplejo al traductor.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.