En Historias de CINE hemos tenido la oportunidad de entrevistar a María Rodríguez Abad. Forma parte de la Organización del Festival Internacional de Cine de Seattle, uno de los Festivales más importantes para el cine independiente y del que María nos habla abiertamente, mostrándonos un ejemplo de involucración con la comunidad y de como fomentar el consumo de cine durante todo el año.

 

¿Podrías explicarnos en qué consiste un Festival de Cine y cómo es el funcionamiento del SIFF?Desde su creación en 1976 la evolución del SIFF parece muy favorable, este último año más de 400 películas presentadas y cerca de 200.000 espectadores, ¿a qué crees que se debe su éxito?

El festival de cine de Seattle está reconocido como uno de los principales festivales en Estados Unidos – es el más largo, el que recibe mayor número de espectadores, y es famoso por su programación tan variada. Este año se presentan 272 largometrajes, de los cuales 62 son estrenos mundiales, o en Estados Unidos. Como buen festival, cuenta con varias secciones competitivas con jurado y con gran presencia de la industria, actores y directores, a lo largo de sus 25 días de duración. Sin embargo, creo que lo que realmente lo distingue del resto es su audiencia. Por tercer año consecutivo alucino viendo a cientos de personas llenando las salas, tanto para ver la última película de Sofia Coppola como para ver una película argentina de presupuesto cero o un drama de Serbia. La ciudad se siente muy orgullosa de SIFF, y lo demuestra llenando las salas año tras año.

En cuanto a la organización en sí tiene una historia muy larga. Pero particularmente en los dos últimos años está viviendo una etapa de enorme crecimiento. Ha pasado de dedicarse casi exclusivamente al festival a tener programación los 365 días. SIFF ha dejado de ser solo el festival, para ser también SIFF Cinema (con la re-apertura en 2011 de uno de los cines míticos de la ciudad), y SIFF Education, que ofrece programas de educación y formación continua para todas las edades y niveles.

Sobre el éxito de SIFF, yo creo que la clave está en dos cosas. Una es ofrecer un tipo de programación extraordinariamente variada (pero relativamente nicho en la mayoría de los casos). La segunda es la idea de ofrecer experiencias que van más allá de simplemente ir a una sala de cine y ver una película. Lo fundamental es que el espectador desarrolle un vínculo emocional con la organización y nos esforzamos mucho en presentar una programación original y muy seleccionada, traer directores, coloquios, eventos… Eso es lo que nos diferencia de cualquier otra sala de cine.

¿Cuál es tu rol dentro de la organización del Festival Internacional de Cine de Seattle (SIFF)?

En SIFF me dedico a todo lo que tiene que ver con marketing, fundamentalmente publicidad, diseño gráfico, promociones y a las relaciones con otras instituciones culturales de la ciudad . Pero mi rol en la organización cambia mucho dependiendo de la época del año. Pasamos de ser una organización de 25 personas a ser más de 120, en la temporada del festival. La escala de todo se duplica o triplica. Durante el año, el departamento de Marketing somos 3 personas y 4 o 5 becarios en prácticas. Ahora mismo en pleno festival, tenemos 10 personas más contratadas para la temporada, dos sub- departamentos que no existen durante el año, y unos 20 becarios. Creo que eso puede darte una idea de cómo cambia mi papel. Durante el festival tengo un papel más de gestión y supervisión dentro del equipo y de logística con los otros departamentos de la organización.María Rodríguez Abad

¿Cómo ha resultado la participación del cine español en los últimos años?

Curiosamente, la presencia del cine español en el festival es muy importante. Tanto que, desde hace ya varios años, presenta una sección que se llama “Ambiente: New Spanish Cinema”, que tiene muchísimo éxito. Este año se presentan 18 películas, entre largos y cortos. Isabel Coixet, Neus Ballús, y Paco Baños vendrán a presentar sus películas. Los dos pases de Una pistola en cada mano estuvieron llenos completamente y eso son casi 600 personas.  Suena raro, pero me siento cómoda diciendo que el cine español en Seattle funciona muy bien. Tengo que decir que el Consulado Honorario de España en Seattle, el aula Cervantes, y la Spanish Association of the Pacific Northwest, tienen mucho que ver en este éxito.

A título más personal; ¿Cuál ha sido tu trayectoria desde España hasta llegar al SIFF? Cuando decidí mudarme a Seattle, había trabajado en Digital+ y Canal+ durante unos 5 años y estaba trabajando en Sony Pictures Television como Marketing Manager. Estaba más o menos convencida de que mudarme a Seattle podría ser una oportunidad genial para reorientarme hacia el sector de cine independiente y ya desde España tenía los ojos puestos en SIFF.  La verdad es que la trayectoria no fue del todo fácil. Fue curioso porque nada más llegar estaban en el proceso de selección para un puesto en programación y decidí lanzarme. Me llamaron enseguida para hacer una entrevista por teléfono y, aunque no me seleccionaron, tuve la sensación de que había ido bastante bien y no me desanimé demasiado, pensando que no iba a ser muy difícil conseguir el trabajo que estaba buscando. Sin embargo la realidad no fue del todo así.  Tuvieron que pasar casi dos años de mucho esfuerzo y algún que otro disgusto desde esa primera entrevista hasta que me contrataran en plantilla.  Ahora viéndolo en perspectiva, me alegro muchísimo de no haber desistido por el camino y de haber seguido intentándolo hasta conseguirlo.

 ¿Trabajar en la industria del cine resulta tan glamoroso como parece desde fuera? En mi caso, no creo que glamoroso sería la mejor forma de describirlo. Es divertido el momento alfombra roja y todo eso, pero en el tipo de organización que trabajo se trata más de llevar el cine a la calle que de grandes estrellas. Yo diría que es más emocionante que glamoroso. Para mí es muy especial por ejemplo poder facilitar un coloquio vía Skype entre un director argentino desde su casa en Buenos Aires y un grupo de personas en una sala de cine en Seattle 

¿Qué películas ves favoritas en la edición de este año? Hay distintas categorías en competición: nuevo cine americano, documental, nuevos directores, y cortometraje, pero si te soy sincera, no tengo ni idea de cuál va a ser la ganadora en cada sección. Hay muchas que todavía no he podido ver – es lo único malo de trabajar en el festival: no tengo tiempo para ver muchas peliculas. De lo que he visto, a mí personalmente me ha encantado un documental que se llama More Than Honey, y me impactó muchísimo Paradise: Love, la primera película de la trilogía del director austríaco Ulrich Seidl. Ayer vi Sing Me theSongsthatSay I LoveYou, un concierto-documental que los cantantes Martha y RufusWainwright dedican a su madre, Kate McGarrigle (una cantante legendaria canadiense) y me encantó.  No sé, creo que tengo mucho que aprender de programación de festivales todavía para poder acertar sobre las favoritas…

Para finalizar. ¿Qué retos te planteas para el futuro?

Me planteo seguir evolucionando, pero dentro del mismo mundo. Tengo la sensación de recién llegada y de que me queda mucho por aprender. Un poco más adelante, me gustaría encontrar alguna manera de seguir en lo que estoy pero poniendo en marcha algún proyecto que me mantenga vinculada más intensamente con el cine en España.

Para finalizar os dejamos con dos vídeos, el primero es un trailer del Festival y el segundo un “bumper” de la organización del mismo.


Related Posts

One Response

Leave a Reply

Your email address will not be published.