fast-furious-7-trailer-1112014-132103Este fin de semana se estrenaba en los cines de medio mundo la última entrega de la saga “Fast and Furious”, siendo la más esperada por la trágica muerte el año pasado en un accidente de coche de Paul Walker, uno de los protagonistas más queridos de la saga, lo que retraso el rodaje y estreno un año más. Parte de las escenas en las que interviene Paul Walker han tenido que realizarse de forma digital.

Las cifras están siendo excelentes, 143 millones de dólares en su fin de semana de estreno, colándose de esta forma dentro de las 10 películas con mejor arranque de la historia, por encima de títulos como “El Caballero Oscuro” y una recaudación mundial de 384 millones de dólares a nivel mundial. Sin duda unas cifras desorbitantes inesperadas si no fuera por la expectación entre los fans por ver como se lleva a cabo el desenlace con la desaparición de Paul Walker.

Lo mejor de la película son esos 10 minutos del final en los que por fin podemos ver como cierran la perdida de Paul Walker. Un final muy emotivo en el que no hace falta explicar nada de lo que está sucediendo, convirtiéndose en un homenaje más allá de la trama del film. Un cierre sensacional, muy emotivo, donde se enfatizan los valores de la familia, la amistad y en el que se marca un destino en un marco precioso e inolvidable.

Sobre la película no podemos hablar tan bien como nos gustaría. La quinta entrega sigue siendo la mejor de todas en nuestra opinión. En esta ocasión se cae en los clichés y partitura típica del género de acción, perdiendo las señas de identidad de esta gran saga que no deja de dar alegrías a Universal Pictures.

Los chistes fáciles y las frases hechas y predecibles inundan cada escena donde la acción se lleva al límite, que no quiere decir que no sean fascinantes algunas de ellas, pero se pierde esa magia del mundo de los coches, de la lucha callejera, de un historia bien contando y la trama que tanto ha enganchando a los fans durante estos años. Fast and Furious parece haber tomado la factura arquetípica de la gran producción, perdiendo el sello más casero y eso que contaba en la dirección en esta ocasión con James Wan, responsable de éxitos como “Saw”, “Insidious” o “Expediente Warren”. Destacar un plano aéreo durante las persecuciones de coches en el que la cámara se aleja y el audio pasa a silencio. Una novedad destacable, como alguno de los planos de lucha en la escena de arranque entre “La Roca” y Jason Stanham, en el que la cámara vascula en función de la verticalidad de los personajes. Son detalles curiosos que no son suficientes para poder salvar la película.

La saga va a continuar, mientras las cifras de taquilla le acompañen Universal continuará y todo a punta a que se va a convertir en el James Bond de una nueva generación amante de un nuevo tipo de acción, una saga en la que nunca olvidaremos a Paul Walker y por supuesto a Toretto, a quien da vida Vin Diesel, el alma de “Fast and Furious”.

Fast-Furious-7

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.