Aprovechando el próximo estreno de Russell Crowe junto al director Ridley Scott, “Robin Hood”, me gustaría mostraros una de las escenas más importantes de un anterior film de ambos, “Gladiator”.  Esta película ha sido unos de los grandes trabajos de Scott, que le valió el Oscar a Crowe por su interpretación. Esta escena representa uno de esos momentos que bien valen un Oscar.

Una de las mejores películas de romanos en mucho tiempo y que en este escaso minuto de vídeo comprime toda su esencia. Alea iacta est.

Related Posts

One Response

  1. Azrael

    Se me pone la carne de gallina al volver a ver esta secuencia. Que grande es el cine…

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.