A 600 kilómetros sobre el planeta Tierra, la temperatura

fluctúa entre +125 y -100 grados Celsius.

No hay nada que transporte el sonido.

No hay presión del aire.

No hay oxígeno.

 La vida en el espacio es imposible.

Así comienza esta aventura.

Todas las perspectivas que tenía con esta película se han cumplido. No es que sea buena, es INCREIBLE. Alfonso Cuarón ha conseguido un resultado al alcance de muy pocos talentos.

Comenzamos por el final, por las reflexiones que plantea. “Gravity” es un de los mejores ejercicios que he visto para reflexionar sobre el sentido de la vida, de su fugacidad y la insignificancia del ser humano. Esta película plantea todo esto con la historia más sencilla posible, pero con un entorno sobrecogedor, el Universo, ese inmenso vacio de oscuridad y estrellas del que venimos. Con un planeta Tierra de fondo que viene a recordarnos lo vulnerables que somos cuando lo vemos con perspectiva.

La historia de Ryan Stone (interpretada por Sandra Bullock) es un ejemplo de supervivencia, de la lucha continua del ser humano por amarrarse a la vida. Hay bellas metáforas y a la vez homenajes al gran Stanley Kubrick en esta misma linea, como esa escena final en la que se mezcla el cielo (de donde venimos, de las estrellas), del origen de la vida (en el agua) y del paso de nuestra especie de los océanos a la Tierra, con la mirada puesta en los nuevos desafios. Y el homenaje más claro a “2001: Una Odisea del espacio” esa la posición fetal que Sandra Bullock adopta en el interior del módulo Soyuz.

La propia aventura de “Gravity” es una lucha continua, una defensa sin cuartel ante las amenazas exteriores. La vida es una batalla desde el momento en que nacemos y está en constante peligro. En nosotros queda relativizar toda esa adversidad y disfrutar del tiempo que se nos concede.

Dicho todo esto pasemos a analizar la película. Empezando por:

La dirección: He de decir que los planos secuencia son una de mis debilidades, es uno de los elementos artísticos que más me gustan, por el realismo que imprimen en la imagen, por esa sensación de tiempo real, de perfecta conjunción, evitando que los cortes de planos nos sitúen más como espectador y no como parte integrante de la acción, que es lo que estos planos consiguen.

Dicho esto, esta película está repleta de este recurso, de hecho todo el metraje no son más de 70 planos para 90 minutos de película. El plano secuencia con el que arranca es sobrecogedor. Sobre todo por la maestría de Cuarón a la hora de pasar de la aparente tranquilidad, a ir subiendo el estrés visual para terminar sumirnos en un caos total, con la adrenalina por las nubes.

El guión: Co-escrito por padre e hijo, es otra de las proezas del film. Con una historia muy sencilla consiguen matener el interés en cada momento. Desde el principio con esos mensajes de radio desde Houston, que nos hacen sentir en calma ante lo que se avecina, hasta como el personaje de George Clooney (Matt Kowalski) va explicando a su compañera Ryan Stone todo lo que va sucediendo, sirviendo así de guía al espectador. A esto añadimos algunos elementos secundarios que por una parte relajan la tensión, como ese interés de Matt Kowalski de batir el récord de paseo espacial, y por otro lo dramatizan, como el pasado de Ryan Stone y la historia de su hija. Es un guión perfecto.

Fotografía: El Mexicano Emmanuel Lubezki, nominado en 5 ocasiones al Oscar es el responsable de tal proeza. Es el habitual de Cuarón, pero es que también lo es de otro de mis favoritos, Terrence Malick. Jamás he visto la Tierra desde el espacio como Lubezki nos la muestra, película para la que ha utilizado un nuevo tipo de iluminación para set. El resultado es INCREIBLE.

Música y sonido: Steven Price firma una banda sonora que pone los pelos de punta y junto con el trabajo del equipo de sonido hacen que la emoción se dispare. Jamás pensaríais que uno se puede emocionar con tan poco, pero ahí está su virtud. Es la mejor película del espacio jamás rodada (con mis respetos a Kubrick, que por otra parte hubiera disfrutado como nunca viendo esta película, y que creo que todo el mundo que conociera Kubrick lo habrá tenido en mente al ver esta película), y especialmente por el realismo del sonido, de como se maneja esa ausencia de audio en el vacio del espacio.

Efectos visuales: Posiblemente me deje cosas por comentar pero no me olvidaré en recordar que esta película no es de esas grandes producciones que manejan cerca de 200 millones de dólares para su producción. Estamos hablando de 80 millones de dólares y esto da alas al ingenio para conseguir maravillas visuales. Por ejemplo se planteo un verdadero paseo espacial, pero ante la imposibilidad se desarrollo una nueva técnica de filmación que entre otras cosas nos ha mostrado esos fantásticos planos donde la ausencia de gravedad es la protagonista y donde la falta de una referencia gravitatoria, de un punto donde poner los pies y decir, “eh! esto es el suelo y aquello el cielo”, nos deja boquiabierto ante la pantalla del cine.

Interpretaciones: Sandra Bullock ya ha ganado los Hollywood Award con este personaje y en todas las quinielas se perfila como candidata para los grandes premios del año. No lo tengo tan claro, pero si que creo que su elección ha sido muy acertada ya que la imagen que se tiene de ella enlaza perfectamente con la proeza en la que se ve inmersa y como el público va a identificarse con ella. El caso de Clooney es inmejorable. La tranquilidad y seguridad que transmite sólo él sabe hacerlo así de descarado, con esa chulería innata.

Termino ya, diciendo que estamos ante la mejor película que se ha estrenado en lo que va de 2013 y será difícil superarla.

Confio en que vayais a verla. Este es de esos títulos que hacen grande el cine y que merezca la pena acudir a una sala. Por supuesto hay que verla en 3D. Esta técnica se hizo para películas como esta y que mejor escenario que el espacio. Y como dijo Matt Kowaski en respuesta a la pregunta de la doctora Ryan ¿Cómo has llegado hasta aquí?

-Es una historia realmente increible.

Imprescindible: [usr 4,5]

 

Related Posts

One Response

Leave a Reply

Your email address will not be published.