Una vez más me veo abocado a las salas de cine a ver la última entrega del pequeño mago Harry Potter. Esta vez me preguntaba, ¿ si tan aburridas me resultaron las anteriores entregas que es lo que me lleva a mi, como a otras tantísimas personas (algunas bastantes adultas y sin la excusa de llevar a los pequeños) a ver una tras otras todas las entregas?

El resultado de esta cuestión no lo tengo muy claro, puede que en parte sea por el cariño adquirido con el tiempo hacía este personaje y su entorno. Puede que sea la magia que alberga en cada una de las escenas, lo que llame a esa parte de cada uno de nosotros que sigue siendo un niño y nos empuje a verlas. Esto me lo creo más porque a quién no le gustaría hacer un ¡santo santorun! y convertir a su gruñon jefe en una rana o cuando llegas a casa tras un agotador día y te encuentras con multitud de tareas por hacer,  en ese momento vendría bien la barita para ordenar y limpiar todo. Es probable, todos soñamos con el poder de la magia en nuestras manos.

No obstante me resulta sorprendente como entrega tras entrega se repiten las mismas pautas y esquema de desarrollo. En esta ocasión damos un pequeño giro a la madurez, Harry se muestra más guasón y divertido a la par que seguro y decidido. Parece que el pequeño niño de sus incios está dando paso a un pequeño hombrecito. En cuanto a la magia y sus aplicaciones vemos más de lo mismo, incluso desciende la maestría de las secuencias de acción, quedando relegada toda la expectación del metraje a los enredos de espionaje habituales.

Por último, ¿qué será lo que lleva a todos los escritores de historias fantásticas a ponerles nombres tan obvios a los villanos de sus cuentos? Señor Tenebroso, señor maligno, El Oscuro, en fin…que os voy a contar.

Que no os importe ver la película, aunque sólo sea por rememorar al viejo Gandalf camuflado en alguna de las escenas de esta aventura Potteriana.

Related Posts

4 Responses

  1. Guillermo!!

    Buff, yo creo que soy de las pocas personas que no he visto ni una sola de las películas de Harry. Nunca me ha atraido nada en absoluto. Y queda otra todavía, no? vaya tela…

    Reply
  2. Miguel Angel

    Puf! No sabes lo mejor, el último libro lo van a hacer en dos partes, para sacarle todavía más pasta.
    Los chicos de la Warner son listos.

    Reply
  3. Mer

    Madre mia q siestecita me eché ayer viendo Harry Potter, por dios que película más soporífera!!!!

    Reply
  4. Azrael

    Una licencia esta de Harry Potter que ya huele bastante. Las dos primeras más infantiles son las únicas que tienen más parecido con los libros. Todo lo demás es maquinaria de sacarnos los cuartos. He leido todos los libros ( nada del otro mundo cogen de todos lados y hace una mezcla atractiva para el mundo adolescente) y he visto todas las películas quizas por lo que dices Mike. Pero si la lógica sería que a cada película , personajes más elaborados, trama más interesante, efectos más espectaculares nos encontramos con que van al sentido contrario del reloj. Y esta película sin hacer ningún tipo de spoiler en base al libro tiene material para hacerla más emotiva y bibrante. ¿ No se habrán confundido de director?
    En fin película para ver en casa un Domingo que no se sepa que hacer.

    Un saludo

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.