Mucho tiempo ha transcurrido desde que en 1989 la pareja Spielberg/Lucas estrenara la última de las entregas de las aventuras de Indiana Jones (nombre que viene del perro de Lucas) y el resultado ha merecido la pena.

La nostalgia del pasado es la premisa más presente durante todo el metraje, multitud de guiños en la historia y en el apartado técnico. Desde el aire al pasar a través de las telarañas como en “La última cruzada”, los escorpiones como en “El templo maldito”, la mismisima Arca de la Alianza aparece en escena o el ya habitual gesto de Spielberg hacia la Paramount en los créditos iniciales, todo un clásico.

Multitud de vueltas ha dado el guión, incluso pasó por las manos de M.Night Shyamalan(Señales, El Bosque, El Sexto Sentido….) pero finalmente fue el chico de moda, David Koepp quien dió en el clavo y terminó por dar forma a la idea que Lucas llevaba dentro.

Todo hacía suponer que sería una gran aventura, pero aunque el ritmo de la acción se mantenga a gran nivel hay ciertos pasajes que se hacen monótonos y algo densos, así como la simplicidad de la historia de “menú infantil” en la que ves todo antes de que ocurra.

Lo positivo: la buena ambientación, la puesta en escena, en especial la de Indy (Spielberg es un maestro en este arte), la música del siempre excepcional John Williams, el personaje de Shia LaBeouf (que podían haberle explotado más porque daba mucho juego y tiene gran presencia. Como Marlon Brandon en la “Ley del Silencio”), la crítica a McCarthy y la tensión entre rusos y americanos, como ya lo fue la de los nazis.

Lo negativo: Nada más empezar, la escena previa a la entrada en el hangar, donde la luz es demasiado dura y da la sensación de estar bajo unos focos en un estudio, la previsible historia, el happy ending de nuestro querido director, que si no salva a la familia feliz no queda satisfecho, los cromas de la selva amazónica y sobre todas las cosas la obsesiva busqueda de El Dorado en las películas de aventuras. ¿Por qué siempre hay un malo que quiere hacerse con el oro cuando todo empieza a tambalearse? ¿Por qué siempre la codicia termina con su vida?

Pese a todo lo que no es tan bueno como se esperaba en el film, merece la pena ir a ver la película. Los nostalgicos disfrutaran como niños, no solo por los guiños a el Indy que un día fue, si no también hacia otros títulos de Spielberg.

No perderse la escena final, llena de fuerza, se saber hacer y de demostración de que Indy sólo hay uno.

El momento: Cuando Harrison Ford y Shia LaBeouf comparten sus primeros momentos en una cafetería.

Related Posts

9 Responses

  1. Paco Fox

    A mí me encantó. Curiosamente, coincido contigo en la única cosa que me chirría un poco. Lo del malo cogiendo oro cuando todo se derrumba está demasiado trillado.

    Reply
  2. Mike

    Por cierto Paco, va a estar en las jornadas de Úbeda Patrick Doyle. Del 14 al 16 de julio si no me equivoco. Soncinemad no se va a hacer este año. ¿sabes por qué? Con lo bien que estuvo Silvestri. Mira que hace poco escuche que puede que trajeran a John Williams y ahora de buenas a primeras no se celebra. ¿Y en la Maestranza? no veo en cartel nada de música de cine.
    Nos tienen olvidados :-((

    Reply
  3. Lolita

    Muy chula. Estoy deseando ver las anteriores. Como sean igual no se que hacen que no las reeditan.
    Saludos a todos los lectores del blog.

    Reply
  4. Guillermo!!

    Vaya, por lo que comentas es más o menos lo que me esperaba… Yo no la he visto así que ya te comentaré.

    Este fin de semana hay dos películas que tengo ganas de ver: Indi (por que es evidente que hay que verla, aunque no espere una gran obra maestra) y ‘Antes que el Diablo sepa que has muerto’ de Lumet… Que dicen que está bien. veremos a ver… 😉

    Reply
  5. Mer

    Pues si, la peli promete mucho pero se queda a medias, pero todo sea por ver a Indy, su látigo y su sombrero. Me encanta el personaje de Shia y estoy de acuerdo en que podían haberle dado mucho más juego, a veces queda en un segundo plano y se pierde el ritmo de la acción. Me encanta el final de la película, no digo nada por no fastidiar a los que no la han visto, pero está realmente bien. Lo mejor: para mi gusto, Shia y las hormigas carnivoras. Lo peor: el topicazo del Dorado, ya huele, y su previsibilidad durante toda la película.

    Reply
  6. Paco Fox

    Me enteré hace nada de lo de Madrid. Así que me plantearé este año Úbeda, dependiendo de cómo me caigan las vacaciones. Patrick Doyle sí es un tipo que me interesa, pero no sé si tanto como para los cuarenta y dos grados a la sombra de ese sitio.

    Reply
  7. Miguel Ángel

    Bueeeeeenooo!! no lo había pensado. La verdade es que entre la temperatura, la fecha que es y que luego tienen una forma un tanto extraña para pagar la entrada se me quitan también las ganas.
    ¿Y Sevilla? ¿sabes algo de La Maestranza?

    Reply
  8. DEPREDADOR

    Esperaba algo más de realismo, pero ya se, “es una peli de aventuras”. En cualquier caso, me gustó mucho el final y una frase que dice algo así….. “Cuanto tiempo pierde el ser humano esperando”.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.