Va a ser muy difícil encontrar este año una comedia de la talla de “Intocable”. El arranque de la película ya resulta espectacular, antes de llegar a los créditos de inicio ya te has quedado prendado de la historia.

François Cluzet y Omar Sy son el duo protagonista de esta historia basada en hechos reales y de la que sólo cabe asombrarse ante su naturalidad y la forma en la que destripan sin tapujos la vida misma, lejos de los formalismos y mascaras que habitualmente usamos para desenvolvernos  en sociedad. Esta historia se enfrenta sin trampas, cara a cara a la vida y por cruel que resulte el humor surge como la mejor defensa ante aquello que nos derrota y no podemos vencer. Ese humor se filtra por cada poro de la piel como el mejor antídoto y el arma perfecta para sobrevivir.

No vamos a negar que esta película no esté creada para llenar salas, pero no creo que pensaran que el éxito iba a llegarles de esta manera, pero es que no es para menos. Combina las diferencias de clase, el racismo y la discapacidad con una elegancia y humor como creo que no he visto nunca.

Como bien dice el personaje interpretado por Cluzet, lo mejor del personaje de Omar Sy es su forma de enfrentarse al problema de la discapacidad de Cluzet, y en cierto modo a la vida, dirrecto, a la cara, sin compasión, sin sentir lástima.

Hay momentos memorables y os puedo asegurar que me ha llegado a doler el abdomen de la risa continuada. La gran recomendación del año, dejad de pensarlo e id a sacar la entrada ya.

Sinopsis

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.