Esta semana tenemos a uno de los grandes compositores de la última década, responsable de títulos como “Orgullo y Prejuicio”, de la que siempre he dicho que si yo fuera música sería su pista número 10, u otros como “Expiación” por la que ganó el Oscar, entre otras cosas, gracias a esa melodia en la que combinaba la orquesta con las teclas de una máquina de escribir.

Sin más dilación, os dejo con su composición estelar de este año, donde los violines juegan un papel estrella, “Jane Eyre”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.