Tom Hooper vuelve a las pantallas con “La chica danesa”, un película en la que vuelve a mostrar su debilidad por el pasado, por la meticulosidad de los detalles para envolver al espectador y por un extraordinario gusto por la puesta en escena, algo que ya demostró con brillantez en “Los Miserables”.

Una de las cosas más destacables de esta película son:

La dirección: Magistral uso del encuadre otorgando al encuadre un perfil pictórico del que mantiene el pulso en cada encuadre. Esto hace que sea muy sencillo para el espectador trasladarse a esa época y a ese ambiente frío con esa luminosidad tan característica de Copenhague. Resultan espectaculares esos encuadres con gran angular situando la cámara en alguna esquina mostrando dos extremos de una misma realidad. Son ocasiones contadas pero muy sobresalientes, como uno de los finales desde los jardines del hospital de Dresde. Otra de las virtudes de Hooper tras la cámara es la profundidad de campo, que quizá parezca más propia de la fotografía, pero es que es el ojo de un pintor. Esa subjetividad de cada plano es una muestra más de su gran talento, sin abusar de los recursos, dejando fluir la historia pero con una idea clara para hacerla particular.The_Danish_Girl_trailer

Diseño de producción y vestuario: Paco Delgado es el responsable del vestuario de esta película en la que cada elemento que aparece en pantalla está implementado en la trama como si fuera un personaje más. Texturas, colores, el propio mobiliario…completamente es una pintura de la época. No ganó el Oscar por “Los Miserables” y veremos si este año lo consigue.

Fotografía: Otro de los elementos esenciales para la atmósfera fría y pictórica de esta película. Pese a no estar nominada a los Oscar la recreación de la luz con ese tono pastel tan característico está muy conseguido.

Los intérpretes: Se ha hablado mucho de Eddie Redmayne y de como se muestra en el cuerpo de una mujer, pero Alicia Vikander me parece la protagonista absoluta de esta historia. La fuerza y entereza de su personaje frente a la dura realidad a la que se enfrenta la hace merecedora del Oscar. Sin haber visto todas las interpretaciones nominadas este año casi podría decir que la suya es la mejor del año. Esta joven sueca tiene por delante una brillante carrera en Hollywood. Ver como afronta cada una de las huidas hacia delante de su marido, de como va dándose cuenta de que lo está perdiendo y como sabe afrontar la situación y el reto que tiene entre manos deja al espectador completamente noqueado.

Banda Sonora: Para esta historia no podía ser otro que Alexandre Desplat. La sutileza y dulzura de su melodía combinada con la fuerza de la determinación que sabe imprimir a las melodías convierte a este score en el perfecto para “La chica danesa”.

Después de tanto elogio muchos os preguntaréis porque sólo opta a 4 nominaciones a los Oscar, quedando las más importantes fuera de su alcance. En algunos casos puede que sólo atienda a la mala suerte, como es el caso de la mejor dirección para Tom Hooper, pero si podemos decir algo en contra de esta película quizá sea la falta de una mayor fuerza dramática en su historia y en el los diálogos. Puede que todo esté echado sobre los hombros de sus protagonistas que gracias a su gran talento saben cubrir esas debilidades. Por lo demás podríamos decir que es una película gran factura.alicia.vikander

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.