Leonardo Di Caprio produce y presenta este documental que refleja la situación del planeta ante el fulminante desgaste al que lo estamos sometiendo y como el calentamiento global nos dirige rapidamente hacía nuestra extinción.

El documental navega por las mismas aguas que “Home”, pero sin dedicar tanto tiempo al pasado del ser humano, de su intervención en el planeta y de la situación anterior a nuestra llegada. Va directo tema al fundamental, que además lo aborda con imagenes más drámaticas que las vistas aéreas de “Home”.

Algunas de las interpretaciones o manifestaciones de los cientificos  presentes en él son impactantes, como la paradoja que significa decir para muchos que el medio ambiente está en peligro o que no sobrevivirá, cuando es todo lo contrario, seremos nosotros los que no lo haremos. La naturaleza siempre lo hará, tiene todo el tiempo del mundo, cosa que nosotros no.

Este documental consigue como muy pocos, hacer consciente al espectador de la acción viral del hombre en la Tierra, usando bellas metáforas como la de las luces que alumbran el planeta en la noche, todo como producto del ser humano.

“La hora 11” pone de manifiesto como la naturaleza ha pasado de ser el medio en el que nos desenvolvíamos a convertirse en un recurso más. Cada vez nos alejamos más de ella, nos alejamos de aquello que nos da la vida, no adquirimos conocimientos de la naturaleza y sólo lo hacemos a través del medio sintético que nos hemos creado siendo como astronautas vagando en un universo metálico. Las nuevas generaciones son capaces de identificar más de 1000 logos de marcas pero no saben diferenciar dos tipos de plantas de su vecindario.

A esto se une la devastadora economía de mercado que cuya única premisa es el crecimiento, un crecimiento que no tiene otro límite más que el de la autodestrucción.

Como siempre ocurre, el documental termina con ese hilo de esperanza que cada vez parece ser más fino y poniendo de manifiesto la fuerza del amor para cambiar el mundo.

Related Posts

One Response

  1. Mer

    Me ha encantado, como siempre Leo sabe hacer las cosas muuuuuy bien. Me quedo con la explicación de lo q representamos en la historia de la Tierra. Si toda la historia de la tierra fuera un año, el ser humano aparecería a las 12 menos cuarto del 31 de diciembre, y toda nuestra historia, no duraría nada más que 60 segundos. Desde luego es para pararse a pensar lo poco q significamos en este planeta q creemos tan nuestro. Otro dato escalofriante es la progresión del crecimiento demográfico en la tierra, hacia 1900 no pasabamos de 1000 millones y durante el mandato de Kennedy llegamos a la escalofriante cifra de 3000 millones, para sobrepasar hoy en día los 6 mil millones de habitantes. Nos estamos cargando nuestra propia especia, no hay depredador más peligroso que la avaricia y la incosciencia del ser humano.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.