Ennio Morricone es uno de los grandes maestros del cine en cuanto a bandas sonoras se refiere. Fue compañero de colegio de Sergio Leone lo que le llevó a colaborar con él en gran parte de su filmografía. Fue el responsable de dar música a títulos como  “Por un puñado de dólares”, “La muerte tenía un precio” y “El bueno, el feo y el malo”, la gran trilogía de Leone. En total abarca más de 500 composiciones musicales para el cine. Sin duda esto le convierte en parte esencial de la historia del cine. Entre su infinidad de títulos he querido mostrar esta semana su composición para la película “La Misión”, uno de sus trabajos más reconocidos y por el que fue nominado al Oscar. Finalmente y tras cinco nominaciones se le concedió el Oscar Honorífico en 2006, siendo su entrega uno de los momentos más emotivos de la gala de entrega de premios de ese año.

Os dejo con el sonido tan característico del Oboe.

Related Posts

3 Responses

  1. arquitecto caceres pescador fly-casting

    para mí personalmente es mi banda sonora preferida, la escucho antes de salir a pescar . al amanecer…., recuerdo sus compases y la armonía de su sonido en mi cabeza, se confunde con el flujo del agua en el río,suena el oboe……., mi caña y los movimientos de mi brazo son una prolongación más de la atmósfera creada; todo es armonía, metido en el agua hasta el pecho, me invade una sensación de miedo: la corriente, la oscuridad de las aguas,la soledad, pero sigo adelante, intento recordar …..el coro final….. me concentro en el lance,en el compás de mi caña,en el rizo que la linea realiza a cada paso,todo termina estando relacionado,el éxtasis me dice en que momento debo soltar la caña…..sólo ese es el momento…ese debe ser el momento…….Pesco porque me contó un viejo pescador de alma, que la pesca es un deporte de los hombres buenos y lo quiero ser….pesco porque me encuentro con Dios en cada recodo, en la paz, en la soledad, en el agua que corre y sólo se detiene para saciar mi sed, para emborracharme de sueños….pesco para encontrar mi alma….pesco como rebelión ante un mundo convulsionado, triste y mentiroso que asfixia, pesco sin competencia, sin revancha, sin apuro, sin envidia…sin la necesidad de pescar…..

    de un niño pescador que quiso ser arquitecto y ahora es un arquitecto que quiere ser pescador

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.