Foto del cartelPor fin W. Petersen me convence con sus aventuras marinas.

 Lo que parecía ser la historia de una ola sin sentido que hunde un barco por sorpresa y ahoga a sus intrépidos pasajeros, se ha convertido en una entretenidísima película de acción, en la que el ritmo no cesa en ningún momento.

Aprovecha los créditos iniciales para mostrarnos de proa a popa todo el barco, recordándonos aquellos instantes del Titanic en su partida desde Southamptom, para adetrarnos sin respiro en las historias de los personajes principales.

Cuando nos queremos dar cuenta ya ha empezado la acción, sin darnos tiempo a pestañar, y nos sumergirnos en la trepidante búsqueda por la salvación.

Los personajes no pecan en exceso de previsibles y sobreactuados. En líneas generales resulta bastante coherente. La tensión es constante, aunque no es tan claustrofóbica como se podría desear y Richard Dreyfuss me recuerda a sus mejores momentos en Encuentros en la Tercera Fase y Tiburón.

Os la recomiendo, pasaréis un rato divertido, mucho más que en la última aventura troyana de Petersen.

Trailer de Poseidon

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.