El director sueco Lasse Hallström está de vuelta dos años después de su último film, “Querido John”. El director que nos cautivó con ¿A quién ama Gilbert Grape? vuelve con una historia muy suya, el encuentro de dos personas consigo mismas. El doctor funcionario de vida aburrida y monótona interpretado por Ewan McGregor y la joven profesional y entusiasta que interpreta Emily Blunt. Ambos, aunque pertenecientes a vidas distintas, al final comparten ese mismo habitat cosmopolita, orientado hacia la vida profesional y poco o nada deja para lo que realmente es importante. Los deseos de un jeque árabe les llevará a creer en algo que jamás imaginaron y esto será la piedra angular de su particular viaje hacia el reencuentro consigo mismos.

Esta es una de esas historias que te hacen ver que hay vida más allá de los muros que nos cobijan, que ni todo empieza ni acaba en nosotros mismos y que siempre hay un momento para sorprendernos, para descubrir y sobre todo para concernos a nosotros mismos.

Aunque el film navega por las aguas de la comedia ligera y el trasfondo de romance es muy liviano, esconde, sin pretenderlo, una gran metáfora de la situación actual que sufre el mundo, de la decadente y agotada Europa y esa búsqueda de lo imposible que irremediablemente nos llevará a reencontrarnos con nuestros orígenes.

Salid ahí afuera, vuestro salmón os está esperando.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.