La verdad es que no es de estrañar que Kate Beckinsale se quitará voluntariamente de este proyecto, de la tercera entrega de “Underworld”, que muestra un mundo en el que los hombres lobos y vampiros están en la orden del día.

Una vez resultó entretenida, dos parecía que había todavía algo en el tintero pero con esta tercera entrega parece que aquí lo menos importante es contar una historia, ser originales y que decir del arte, en algún ricón de las mazmorras se lo habrán olvidado. El director es un primerizo Patrick Tatopoulos, que está más acostumbrado a sus trabajos de efectos especiales, algo que se deja ver constantemente en esta historia, con solvencia pero sin ser algo brillante. Las texturas del film en muchas ocasiones se confunden con las de un videojuego, algo habitual en metrajes en los que hay que camuflar el bajo rendimiento del presupuesto.

En definitiva una historia palomitera de la que lo único que sacaréis en claro es conocer y entender algunas cuestiones que dejaron abiertas en las dos primeras entregas.

Espero que no haya cuarta.

Related Posts

3 Responses

  1. Gema

    JAJAJA, pues yo si hay cuarta la veo seguro, porque la esperanza de que sea buena nunca se pierde, aunque como la primera ninguna.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.