Que no cunda el pánico porque no es algo permanente, simplemente se va a tomar un año sabático. Acaba de estrenar Django Desencadenado, por la que fue nominado a los Globos de Oro, y tiene pediente de estreno dos títulos muy esperados, El gran Gatsby, bajo las órdenes de Baz Lhurmann y Lobos de Wall Street, su nueva colaboración con Scorsese. Precisamente ha sido este ritmo de trabajo el que ha hecho que Leonardo decida tomarse un tiempo libre, dejar la actuación a un lado y dedicarle más tiempo a sus pasiones: el medio ambiente y  la familia. También se rumorea que está un poco cansado de que no se reconozca con premios sus interpretaciones, a eso hay que sumarle lo duro que fue el rodaje de Django y su mala relación con Tarantino, de la que ha transcendido que incluso llegaron a los puños y no acabaron a tiros porque las armas no estaban cargadas… Cualquiera que sea el motivo, desde HDC solo deseamos que descanse y vuelva a deleitarnos con sus trabajo, como siempre ha hecho.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.