Robert Redford vuelve a la dirección con una película crítica hacía el Gobierno de Estados Unidos y con reflexión hacia nuestra privilegida situación en el mundo y la capacidad que esto nos aporta a la hora de intentar dar un giro hacia mejor en el mundo en el que estamos inmersos.

Apesar de ser una película muy regular, Redford se ha asegurado el éxito con un reparto de primera (Tom Cruise, Meryl Streep y él mismo) y ha sabido administrar en su justa medida las diferentes historias que narra. La del congresista enfrascado en su lucha por la presidencia de los EEUU, que se permite embaucar a una prestigiosa periodista para convertirla en complice de sus fines, o la del profesor que por un lado trata de que dos jovenes y prometedores estudiantes busquen una mejor forma para cambiar el mundo que alistándose en el ejército, o la de otro valioso estudiante que por su consumida madurez descubre que sus ideales eran meras quimeras y que el sistema está podrido por dentro, y como le dice el viejo profesor -Roma se quema, muchacho- y terminará recapacitando sobre su papel en la vida.

Mi mayor sopresa ha sido ver reflejado en el film a un profesor de Ciencias Políticas y a sus estudiantes, así como la capacidad de acción y valía que tienen los politólogos y las pocas veces, que en la vida real, terminan dedicándose a la política. Quizás por la desilusión que supone ver el mundo bajo el prisma de esta disciplina, es una ciencia que permite ver una realidad más compleja y diversa de lo que estamos acostombrados y por suerte o desgracia soy uno de ellos.

La frase de la película: Robert Redford le dice a su aventajado alumno: -el problema es que la madurez te llega antes de que te des cuenta y para entonces puede que hayas tomado alguna que otra decisión sobre tu vida que sea errónea-.

Cuanta razón…

Related Posts

3 Responses

  1. Guillermo!!

    Pues esta quería ir a verla, pero entre que he estado malo y que no he leido demasiadas buenas críticas se me han quitado las ganas, aunque tengo curiosidad por saber qué estilo la ha dado Redford, pero no se, además, ahora que tú comentas que es regular, esperaré a ver si otra semana no hay nada más interesante. Este domingo iré a ver la de Clooney a ver qué tal está…

    Reply
  2. Miguel Ángel

    ¿estilo? la verdad es que ninguno. Podría decirse que intenta compaginar y cruzar varias historias de forma alterna, historias que son simples conversaciones que ocurren en tiempo real, algo parecido aunque lejano a Alejandro González Iñárritu. Aunque insisto en lo de “lejano”.
    De la película de Clooney he oido maravillas, ya veremos.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.