Dustin O´Halloran es el responsable de esta banda sonora, donde el piano cobra protagonismo, siendo la pieza clave a través de la que giran todas las emociones de la película. Este compositor americano se formó así mismo desde los 7 años, siendo uno de los estandartes del minimalismo actual.

Es una banda sonora cautivadora e intimista que aporta mucho a la historia que se cuenta. Hay temas como “Departures N1” que consigue desbordar las emociones. No os digo más, simplemente escuchad y dejaros llevar.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.