Estaba claro que cuando la crítica y el público de forma unánime  hablaban maravillas de esta película no podría ser menos.

“Lo Imposible” me ha sorprendido y me ha gustado como hacía mucho tiempo que no me ocurría en el cine. Es muy sencillo resumirlo, es como aquella emoción tan poderosa que despierta la escena final de “La vida es bella”, pero durante todo el metraje.

J.A. Bayona ya me sorprendió gratamente con “El Orfanato”, y en cómo una película aparentemente de terror podría convertirse en la cosa más dulce y tierna posible.

Comienza la película y una pantalla negra con cuatro líneas de texto nos pone en situación (lo mismo que con “Titanic”, que todos sabíamos lo que iba a suceder y cómo terminaría la película pero aún así ganó 11 Oscar y batió todos los records de taquilla). Tras situarnos en la fecha y el suceso vuelve esa misma pantalla negra con un sonido que te eriza la piel sin haber visto un sólo fotograma de lo que está por venir. ¿Se puede esperar más?

“Lo Imposible” goza de tantas virtudes y posibilidades en las galas de premios que están por venir, que haré como en otras ocasiones, tratar cada uno de los elementos por separado.

  • Montaje: Este es uno de los aspectos que más me han sorprendido. Es difícil mantener la atención y el ritmo en toda una película que narra unos hechos donde lo principal transcurre en apenas unos minutos (el Tsunami). Sin querer destriparle a nadie el metraje, quiero señalar el gusto por la forma de empezar y finalizar la película, pero especialmente la maestría con la que han montado las dos historias (la de la madre por un lado y la del padre por otro, Naomi Watts y Ewan McGregor) y sobre todo el momento en que se decide escenificar lo que le sucede a Naomi Watts tras el famoso cristal que el agua rompe con toda su furia.
  • Banda Sonora: Para este apartado si que no tengo palabras. Creo que los violines de Fernándo Velázquez hablan por si solos. Me resulta imposible no emocionarme nada más oir uno de sus acordes.
  • Sonido: Desde el inicio del film, cuando todavía no hemos visto ningún fotograma ya sabemos que el sonido jugará un papel clave, y así es. Gracias al sonido no hace falta ver el agua para sentirla con toda su fuerza y el temor que despierta en nosotros. Pero lo mejor de todo este “sonido” son sus silencios y el acierto con el que son seleccionados, elevando la carga emocional al máximo.
  • Efectos Visuales: Poco se puede decir sobre este aspecto. Como ya sabréis todo, son muchas las voces de grandes estudios que se han quedado maravillados con el efectismo conseguido.  Cualquiera que haya visto la película de Clint Eastwood “Más allá de la vida”, que retrata este mismo suceso, se dará cuenta del valor sustancial de los efectos logrados en “Lo Imposible”, respecto de estos. Sensacional.
  • Interpretaciones: Viendo la brillantez de Naomi Watts en la primera parte de la película y la imagen “ñoña” que pudiera tener de McGregor pensé que por este lado podrían flojear las interpretaciones, pero todo lo contrario. Si ella es totalmente creíble, el todavía más. Los niños desde luego son otra proeza del oficio. Sólo hay una frase, en una escena sin complicaciones donde tuve una sensación amateur al respecto, pero por lo demás, no me extrañaría que tuvieran premios este año.
  • Guión: Viendo la aparente sencillez con la que está todo hecho en esta película, hasta el guión da la sensación de que fuera algo realista sacado de un programa en directo de sucesos, pero lo mejor que encierra en sus lineas es todo aquello que dice sin usar las palabras, lo que te mantiene en ese desbordamiento continuo de emociones, y con esto no nos queda más que hablar de la dirección.
  • Dirección: Hay que ser muy ciego para no darse cuenta del talento de J.A. Bayona. En esta ocasión hasta le he cogido cariño a esos detalles de estilo que tiene tan personales, y que tan poco me gustaron en “El Orfanato”. Aquello de hacer temblar la cámara como si estuviéramos en una guerrilla, pero sobre el contraste de planos sin movimiento. Me ha parecido sensacional como ha querido mostrar los antecedentes de la familia, como se ha fijado en detalles que sutilmente elevan la angustia del espectador  y como ha repartido con equidad los planos aéreos y la lucha entre epicidad  e intimidad.
  • Película: Por último me queda hablar sobre la película en su conjunto. De la belleza con la que se narran situaciones cotidianas de la vida, como ese despertar el día de navidad, ese reencuentro lleno de silenciosa complicidad entre Lucas y Daniel,en cómo cerramos lo ojos y pensamos en algo bonito o esa nota de “estamos en la playa”, que concentra en si misma toda la emoción de la película.
No tengo duda alguna de que “Lo Imposible” estará en los Oscar de este año y que van a ser más de una las nominaciones que consiga. La cuestión es, ¿cuántos ganará?
Bayona, espero que no dejes nunca de hacer cine, porque has sido capaz de transformar una historia aparentemente sencilla y sin más interés que la recreación de la catástrofe en una obra maestra.
Enhorabuena.

Related Posts

2 Responses

  1. Jorditown

    Una pelicula espectacular, real, emotiva y humana creo que nos estos adjetivos describe totalmente el film!!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.