Y volvemos con una de esas listas que tanto gustan. En esta ocasión la revista In Style y la plataforma británica SkyMovies han hecho recuento de aquellas maravillas de la costura que nos han hecho soñar en el cine y han dejado una lista con los 10 mejores atuendos de la historia del cine, los más icónicos, que no tiene desperdicio y es de lo más variada.

En el primer puesto una advenediza, una recién llegada. La medalla de oro es para el vaporoso vestido verde que luce Keira Knightley en Expiación. Un vestido que parece sacado de una colección veraniega de Ungaro, sexy , atrevido, llamativo pero sutil. Keira está preciosa con este vestido y la imagen de ella sentada en las escaleras de entrada de la grandiosa mansión victoriana en la que vive es una de las más bonitas de la película. Este vestido le ha quitado el puesto al que durante mucho tiempo ha sido el número uno, el que lucía Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, que ha tenido que retroceder unos cuantos puestos.

La maravillosa Marilyn aparece en el número dos, y es que…si os digo Marilyn Monroe ¿qué imagen os viene a la cabeza? A la gran mayoría les llegará la imagen de una pícara rubia riendo sobre una salida de aire del metro mientras su vestido blanco se levanta levemente dejando que se vean sus magníficas piernas. Pues bien, ese es el segundo vestido más icónico de la historia del cine: blanco, escote en V, falda de tablas y con vuelo. Sencillo ¿verdad?, seguramente no hubiera sido tan famoso si no lo hubiera llevado una de las mujeres más sexys de todos los tiempos, en la que la inocencia y la picardía se mezclaban a partes iguales. Lo lució como nadie sabría hacerlo en “La tentación vive arriba” de Billy Wilder.

Audrey Hepburn que durante mucho tiempo fue la número uno se ve trasladada al tercer puesto. El vestido negro de Givenchy que luciera en Desayuno con Diamantes siempre ha sido un referente de glamour, estilo y elegancia, igual que Audrey Hepburn a la que muchas imitan, pero solo habrá una Audrey que ha enamorado a generaciones con títulos como Vacaciones en Roma, Charada, Dos en la carretera, Sabrina… Negro, largo, espalda asimétrica con escote, acompañado por unos guantes negros al más puro estilo Gilda, y un collar que puso de moda las perlas. Esta gran creación fue subastada en Christie’s por nada menos que 467.200 libras (unos 700.500 euros), el precio más alto jamás alcanzado en subasta por una prenda confeccionada para el cine. Ahí es nada.

En el puesto número cuatro la roquera más modosa: Olivia Newton-John y su ajustadísimo mono negro en Grease. Después de aguantar durante toda la peli a la almibarada Sandy y su negativa a dejarse llevar y caer en los brazos del malote del insti, Danny Zuko ( John Travolta), se te queda la boca abierta cuando aparece en el último acto con este impresionante mono. Fumando, pelo rizado y alborotado, zapatos rojos de tacón y moviéndose como nunca. Para algunos el mejor musical de todos los tiempos.

En la mitad de la lista, el quinto puesto, aparece Titanic. Kate Winslet y el maravilloso vestido azul que lleva cuando se besa por primera vez con Leonardo en la proa del buque de los sueños merecen este puesto. Terciopelo azul y verde, satén, encajes en el corpiño, un pequeño mantón y mariposas en el pelo forman el look más romántico. Algun@s recordaréis cualquier otro vestido que aparece en esta película, porque son todos maravillosos: el rojo con bordados en negro que lleva la noche que conoce a Jack a punto de tirarse por la borda, el vaporoso vestido blanco que lleva el día del hundimiento y que tanto contrasta mientras corre por las calderas, la bata semitransparente que luce segundos antes de desnudarse para que Jack pinte el famoso retrato… y así durante toda la película.

En el sexto puesto cambiamos completamente de registro y nos encontramos con un atuendo de lo más masculino. Diane Keaton con un chaleco oscuro, camisa blanca, corbata de topos y pantalón elefante, look setentero a tope para la musa de Woody Allen en “Annie Hall” .

Ocupando la séptima posición otro musical. Los corsés que luciera Nicole Kidman en Moulin Rouge son merecedores de este séptimo puesto. Los hay para todos los gustos: negros, rojos, de lentejuelas, etc. Pero sobretodo uno: el brillante corsé que lleva mientras canta “Diamonds are a girl’s best friend” subida en un columpio y encandilando al público, a Ewan McGregor y a quien se tercie. No es extraño que se llevara el Oscar al mejor diseño de vestuario. Bonita y triste historia de amor la que nos brindó Baz Luhrmann en una de sus películas más espectaculares.

Y siguiendo en este mismo estilo y en el género de musical, llegamos al octavo puesto con Liza Minelli y su “Cabaret”. Para la historia del cine siempre quedarán su mítico bombín, las patillas del corte garçon, el chaleco, medias con liguero y su money, money que hace girar al mundo.

El noveno puesto lo consigue la australiana Cate Blanchett interpretando a la reina inglesa más famosa de todos los tiempos: Elizabeth. La película nos muestra a una reina que no solo supo continuar la labor de su padre Enrique VIII y creó uno de los mayores imperios que hizo que España perdiera la hegemonía mundial, sino también a una mujer fuerte, con una personalidad arrolladora que supo enfrentarse con diplomacia o por la fuerza a todas las amenazas que tuvo durante su reinado.

 En “Elizabeth”, Cate Blanchett luce un vestuario que causa admiración, vestidos de época con todo lujo de detalles y con la majestuosidad que se necesitaba para vestir a esta reina.

El último puesto es para Vivien Leigh y el maravilloso vestuario que luce en “Lo que el viento se llevó”. Ya le podía poner los vestidos su “mami” o hacérselos con cortinas durante los años más duros de la guerra de secesión que Escarlata siempre estaba maravillosa. Y así la recordaremos siempre, con su moño caido, su mirada felina y un espectacular vestido con cancán que la hacían la más bonita de Atlanta y enamoraban al caradura más encantador que ha dado la historia del cine: Rhett Butler.

Related Posts

17 Responses

  1. Miguel Ángel

    Menudo repaso de vestuario. Me quedo con el de “Gone with the Wind”. ¿y que pasa con El mago de oz?

    Reply
  2. Mer

    Pues la pobre Dorothy se ha quedado fuera, con lo monos que eran sus zapatos de lentejuelas rojas. Muchas gracias por leer este post taaaaaaan laaaaaaargo!!

    Reply
  3. Gema

    MUY INTERESANTE! ME ENCANTAN CASI TODOS, MENOS EL CONJUNTO MASCULINO. YO ME QUEDARÍA CON EL VAPOROSO VESTIDO VERDE, AUNQUE EN COLOR ROJO ME GUSTARIA AUN MÁS. Y QUE ME DECIS DEL VESTIDO DE COCTEL QUE LUCIA JULIA ROBERTS EN PRETTY WOMAN ??? TAMBIÉN ES PRECIOSO,VERDAD ??? NO HAN CREADO UNA LISTA DE LOS MEJORES 10 TRAJES DE LA HISTORIA DEL CINE ???

    Reply
  4. Pendech

    Pues yo no estoy muy de acuerdo con la selección pero bueno, como dicen: “pa’ gustos los colores”, y es que creo que hay otros muchos vestidos que merecen estar en esta lista (teniendo en cuenta el conjunto masculino de Diane Keaton, por ejemplo, que bien podría estar nominada a Los Razzie como peor vestuario) En fin, ¿y qué me dices del cine español? ¿Crees que alguno de sus vestidos podría tener el privilegio de estar entre tales obras de arte?

    Reply
  5. Mer

    Jejeje, pues eso habrá que decírselo a los que han hecho la lista!!! Pero yo creo que del cine español, en cuanto a vestuario poco se salva, la verdad. No sé, te diría que el que lleva Penelopé Cruz en “La Niña de tus ojos” mientras canta esa canción de Luna, lunera… Pero poco más.
    Hay vestidos infinitamente más bonitos de los que salen en la lista, en eso estoy de acuerdo, pero se supone que estos son los más representativos de la historia del cine, como he dicho, los más icónicos. Ya sabéis como son estas listas, muchos se quedan fuera y otros que entran a lo mejor no lo merecen tanto. Saludos!!

    Reply
  6. Mer

    Por cierto Gema! de Pretty Woman me quedo con el vestido rojo que lleva la noche que van a la ópera, ya sabes la música de la traviatta me embriaga, jaja.

    Reply
  7. Gema

    EL DE COCTEL NEGRO CON ENCAJE QUE SE PONE PARA LA CENA DE NEGOCIOS DONDE SE LE ESCAPA UN CARACOL VOLANDO, NO LO RECUERDAS ??????????

    Reply
  8. leo

    no me gustaron ningun “modelito” estan muy feos mejor se viste mi esposa
    y eso que no es estrella de hollywood se viste muy bien y sabe combinar y no nesecita de diseñadores y tampoco “ROPA DE MARCA PARA ESTAR A LA MODA
    ME PARECEMUY PESIMO ESTOS GUSTOS EN REALIDAD QUE FEOOOOOSSS CON LETRA MAYUSCULA PERO

    Reply
  9. esmeralda

    No se ve las fotografias de Kate Wislet, a mi me encanta Olivia Newton se ve actual auque la pelicula es antigua, tambien creo que le falto el vestido que utilizo Sandra Bullock en miss Simpatia cuando ya se habia transformado …..

    Reply
  10. pauli

    pues yo pienso que el mejor y el unico bonito es el de marilyn los demas son mas feos que … mejor no decirlo

    Reply
  11. Crítica Anna Karenina | Historias de CINE

    […] La fotografía es sensacional, el manejo de las luces te atrapa dentro del cuento y realmente pareces estar en un teatro. El vestuario es otra de las piezas claves, por ello ganó el OSCAR este año. Keira Knightly va camino de convertirse en la musa del traje en la pantalla. […]

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.