Esta película es uno de los grandes iconos de fin de siglo. Es una mirada hacia el nuevo siglo XXI y todas las posibilidades que este plantea tiene por delante. Warner Bros. supo hacer un buen marketing con esto. Sin desvelar las motivaciones del film nos estuvo bombardeando durante meses sobre ¿qué es Matrix? generando gran espulación hasta el día de su estreno.

Matrix fue revolucionario y visonario por varios motivos:

  • La historia: Una fascinante interpretación del futuro de la humanidad y cómo la vida no es más que una realidad virtual que invade nuestras mentes. Algunos de los momentos del film rozan la poética, como el de la explicación del “Deja Vú”  (que consistía en una mera reprogramación o actualización del software para mejorar errrores del sistema) o la explicación del porqué no es viable un mundo perfecto, ya que la propia naturaleza humana necesita de la imperfeccción y el sufrimiento para subsistir.
  • Efectos visuales: La incorporación del “Bullet Time” aquel movimiento ralentizado de la bala que tanto dio que hablar, donde un sólo instante temporal era recogido por varias cámaras para luego reproducir ese único fotograma desde diferentes ángulos, formando 360º para completar la escena. Desde su aparación este efecto ha sido repetido hasta la saciedad por otros films. Esta innovación le mereció un Oscar a los efectos visuales.
El hito conseguido por “Matrix” es tan importante que siendo una película de ciencia ficción consiguió alzarse ese año con cuatro Oscar, siendo la segunda peícula más galardonada ese año tras los cinco Oscar de “Shakespeare in Love”.
Los creadores de todo esto fueron los hermanos Wachowski que ya demostraron su valía y su particular visión de la ficción en “Lazos Ardientes” con el uso de los tiempos, la ralentización de la imagen o el incesante uso de planos cortos en la acción (similar al estilo de Peter Jackson) que nos hacían presagiar que este par de hermanos daría mucho que hablar en siguientes títulos.
Más tarde vino una segunda y tercera parte, pero fueron meros productos recaudatorios de la Warner, sin nada que aportar a la historia y lo que es peor, dando un cierre bastante absurdo.
Lo que sí podemos asegurar es que Matrix fue una de esas películas que marcan un antes y un después en la historia del cine.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.